Carmen López falleció el día 1 de agosto. / Radio Sintonía

Adisfuer pierde a su principal luchadora

Carmen López López, gerente de la asociación pionera en la inserción laboral de los discapacitados en Fuerteventura, tenía dos hijos

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Carmen López López te contaba que el papeleo de la Declaración de Utilidad Pública de Adisfuer (Asociación de Discapacitados de Fuerteventura) por el Ministerio del Interior, que finalmente logró el 8 de mayo de 2008, la tenía agobiada y lo decía con una sonrisa.

La misma sonrisa que mantuvo cuando, como administradora única de la granja de gallinas de Casillas del Angel que daba trabajo a personas discapacitadas desde 1996, se quedó sin clientes con la pandemia y prácticamente tuvo que reinventar el centro de inserción laboral y buscar compradores para los huevos.

Cuando terminaba un objetivo, un nuevo centro de empleo, otro convenio con los ayuntamientos, surgía otro. Ahora la nueva meta de Adisfuer, por tanto de esta madrileña madre de dos hijos, estaba en la nueva granja de gallinas en el municipio de Antigua, que tampoco le hizo perder la sonrisa.

Aunque se fundó en 1992 por un grupo de madres que buscaban un futuro laboral para sus hijos en una Fuerteventura huérfana de recursos de inserción social, Adisfuer cogió músculo con la llegada de Carmen López López como gerente.

Maruchi Rodríguez, su presidenta, no acaba de asimilar que se queda sin la amiga, sin la luchadora. « Estuvimos codo con codo trabajando 24 años. Su fallecimiento ha sido un golpe muy duro porque la miraba como una hermana. Eso sí, que nadie dude que Adisfuer va a seguir para adelante aunque nos falte nuestra Carmen».