Angeles Martín, la madre de Lucas, e Inma Alcaide, su esposa, ambas de negro, acudieron al acto de homenaje celebrado en el Centro Insular de Juventud, en Puerto del Rosario, por iniciativa de Aderis. / javier melián / Acfi press

Aderis recuerda a Lucas, que falleció esperando por la valoración de la dependencia

Cuando el joven falleció en 2018, unas 300 personas en Fuerteventura estaban pendientes de la misma valoración. Dos años más tarde, alcanzan las 700, más del doble, según los datos del colectivo

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Lucas Vargas Martín, con 28 años, falleció una mañana de otro 9 de mayo, de 2020, sin siquiera haber sido valorado en las listas de espera de dependencia. La Asociación de Discapacidad, Enfermedades Raras e Integración Social (Aderis) le rindió hoy homenaje y recordó que, en aquel entonces, era una de las 300 personas en Fuerteventura que aguardaban por una valoración que, en su caso, desgraciadamente nunca le llegó.

Dos años más tarde, y según los datos de Mari Carmen Hernández, presidenta del colectivo, unas 700 personas, esto es más del doble, se encuentran pendientes del mismo informe.

La Asociación Nacional de Discapacidad, Enfermedades Raras e Integración Social (Aderis) añadió otro dato más escalofriante en el homenaje celebrado en el Centro Insular de Juventud: cada once minutos muere en España una persona esperando por la valoración de la dependencia. Hernández añadió que no quiere que la memoria de Vargas «quede olvidada. Para nosotros como entidad es importante dar visibilidad al problema de la lista de espera. Tenemos que dar a conocer la realidad y concienciar de que es algo que nos puede pasar a todos y todas».

Símbolo de la reivindicación por un servicio de dependencia

El 21 de marzo de 2018 Lucas, que llevaba hasta ese momento una vida normal, se despertó con una crisis epiléptica, el primer síntoma de una encefalitis autoimnune, con síndrome NORSE, recordó ayer Mari Carmen Hernández. Miembro de Aderis, el colectivo le acompañó en su lucha por una valoración cada semana en la calle peatonal de Puerto del Rosario hasta que falleció hace ahora dos años, en plena pandemia.

Lucas Vargas Martín, cuya madre Angeles Martín y su mujer Inma Alcaide acudieron al acto, también da nombre a un programa de concienciación escolar sobre las enfermedades raras que contó con la colaboración de la Consejería de Juventud del Cabildo de Fuerteventura.