El fiscal superior, Luis del Río, en segundo término durante el acto de entrega de la Memoria al presidente de Parlamento, Gustavo Matos. / EFE

La covid disminuye la criminalidad pero aumenta el maltrato familiar

La Memoria de la Fiscalía de Canarias advierte de un descenso en las diligencias previas incoadas y en los juicios celebrados en 2020

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Como advirtió el fiscal superior de Canarias, Luis del Río, en el acto de entrega de la Memoria al presidente del Parlamento, Gustavo Matos, la situación de pandemia en 2020 ha provocado una disminución en el número de procedimientos penales incoados con carácter general y en concreto los homicidios y asesinatos, aunque analizando al detalle los datos, hay otras áreas en las que ha aumentado el número de casos debido al confinamiento como es el maltrato familiar en el ámbito de los menores y los delitos informáticos.

En lo que respecta a las diligencias previas incoadas en la provincia de Las Palmas durante el año 2020, la Memoria de la Fiscalía Superior detalla que fueron 71.200 frente a las 83.579 del anterior año, es decir, 12.379 menos, lo que representa una disminución del 14,81%, un dato similar a la media autonómica. No obstante, señala el documento que a esta cifra habría que añadir la 12.605 pendientes a 1 enero de 2020, lo que hacen un total de 83.805.

El dato negativo en este campo lo representa la pendencia, es decir, el tiempo que tarda un procedimiento en tener una resolución. A fecha 1 de enero de 2020 había 12.605 diligencias previas pendientes y a 31 de diciembre la cifra ascendió a 14.535.

347 causas penales fueron incoadas por el delito de estafa, un número muy superior al contabilizado el pasado año 2019

En el contexto regional, se incoaron 111.808 diligencias previas frente a las 130.730 del anterior ejercicio, es decir, un 14,47% menos.

Entre las causas de finalización de las diligencias previas, destaca la Fiscalía que 25.219 terminaron con sobreseimiento provisional, un «número muy alto», indican, a pesar de que actualmente ya no se remiten a los juzgados de instrucción los atestados sin autor conocido.

En lo que se refiere a los procedimientos penales incoados en Las Palmas en 2020, al total de previas se le añaden las 7.553 diligencias urgentes así como los 12.199 juicios sobre delitos leves, lo que arroja una cifra de 90.952 frente a los 104.277 de 2019, lo que supone una significativa disminución de 13.325 asuntos -un 12,78 %-.

En lo que se refiere a procedimientos abreviados, en Las Palmas hubo un descenso del 9,28% con 2.716 por los 2.994 del anterior año, aunque con una mayor pendencia, mientras que en lo que respecta a las diligencias urgentes, también disminuyeron un 9,36% menos en la provincia -7.553 incoadas-. Los delitos leves se redujeron de 12.365 a 12.199, mientras que los sumarios -aquellos en los que los delitos investigados conllevan una pena superior a 9 años- pasaron de los 76 en 2019 a los 63 en 2020, un 14,08% menos.

Resoluciones

En el capítulo de sentencias, en Las Palmas se dictaron en 2020 un total de 8.395 repartidas de la siguiente forma: 3.109 por delitos leves, 3.169 de conformidad, 1.977 en juzgados penales y 140 en la Audiencia Provincial. El cómputo global de fallos dictados en Santa Cruz de Tenerife el pasado año fue de 6.301.

A nivel regional, la pandemia redujo esta estadística registrándose un descenso del 21,36% en sentencias dictadas por las audiencias provinciales, un 36,57% menos en los penales, un 26,61% de conformidades y un un 60,63% en los órganos de instrucción.

Criminalidad

El descenso de asuntos registrados por la Fiscalía como homicidios y asesinatos en Las Palmas en 2020 fue considerable -44 y uno, respectivamente-, aunque los homicidios imprudentes subieron de uno a nueve.

En lo que se refiere a escritos de acusación, se elevaron en esta provincia un total de 25 de los que 11 fueron homicidios dolosos y tres imprudentes en procedimientos abreviados, tres homicidios y dos asesinatos en sumarios y seis homicidios en jurados.

Menores

Como «consecuencia lógica del confinamiento», según el Ministerio Fiscal, el ámbito de los menores fue uno de los que más se vio afectado en 2020. Si bien por una parte se produjo un descenso del 81% en los delitos de lesiones, un 52% en los robos con fuerza y un 68% los hurtos, se continuó con la tendencia al alza en los robos con violencia o intimidación que ya se habían duplicado en 2019.

Esta cifra supuso un 48% más en la comunidad autónoma, pasando de los 112 del año pasado a los 166 de este. Constata la Fiscalía «un incremento de la agresividad en los menores que cometen delitos patrimoniales», fomentada «por el consumo abusivo de sustancias tóxicas». Se mantiene el número de delitos leves patrimoniales, destacando «el elevado volumen de denuncias presentadas por los hogares de protección por delitos leves de daños». Llama la atención en la Memoria el alto porcentaje de menores infractores que se encuentran en desamparo, fugados la mayor parte del tiempo de los hogares de protección sin que por parte de la entidad que los tutela «se adopte medida alguna».

Por último, el documento destacó «el aumento preocupante de los casos de maltrato familiar», que pasaron el pasado ejercicio de los 268 casos a los 278, habiendo adoptado el fiscal 29 medidas cautelares, de las que 10 fueron de internamiento terapéutico en régimen semiabierto, dos en régimen abierto, ocho medidas de convivencia con grupo educativo y ocho de libertad vigilada. Un año más, según este estudio, «la naturaleza psicoterapéutica de la mayoría de las medidas interesadas e impuestas refleja la elevada incidencia de problemas de conducta y, en general, de salud mental que presenta el perfil del menor maltratador, unido muchas veces al consumo de sustancias».

En violencia de género en menores, los casos se redujeron a la mitad, debido a la covid y que en la mayoría de los casos se trataba de parejas no convivientes.

Delitos informáticos

Por último, el confinamiento también provocó un aumento en varios tipos de delitos informáticos. Entre ellos figuran las estafas, que suman la cifra de 347 causas penales incoadas, un número «muy superior a los contabilizados el año anterior». También aumentaron las amenazas y coacciones con 34 procedimientos incoados y el acoso cometido a través de las tecnologías de la información, con un total de 16 casos en la provincia de Las Palmas.

El total de procedimientos judiciales incoados por la Sección de Criminalidad Informática fue de 448 y el número de calificaciones realizadas ascendió a 105, datos muy superiores a los registrados el año anterior.

En contexto

  • Diligencias de investigación Descendieron en las islas de 773 a 598, lo que representa un 22,64% menos que en el anterior ejercicio. En el caso de Las Palmas, el descenso fue del 25,51%. En la Fiscalía de la Comunidad Autónoma, sin embargo, aumentaron de 13 a 15.

  • Procedimientos penales El número total de procedimientos penales incoados por los juzgados de instrucción de la provincia de Las Palmas fue de 90.952 frente a las 104.277 de 2019. Esto supuso una significativa disminución de 13.325 asuntos que representó un 12,78%.

  • Juicios En Canarias se celebraron en 2020 un total de 11.029 juicios –frente a los 19.094 de 2019–, de los que 5.425 se desarrollaron en Las Palmas y 5.604 en Santa Cruz de Tenerife. En total, hubo 8.065 juicios menos, lo que supone un descenso del 42,24%.

  • Sentencias Hay una disminución generalizada de sentencias, tanto de las audiencias provincial, juzgados de lo penal y de instrucción, diligencias urgentes y delitos leves. Los fallos en los penales en 2020 que asumían la posición del fiscal ascendieron al 85,13%. Respecto a las sentencias dictadas por las audiencias provinciales en 2020, las sentencias que asumían la posición del Fiscal ascendían al 87,86% frente al 87,91% de 2019. En este caso las cifras también mejoran respecto a las del pasado año, según la Fiscalía.

  • Sala de lo Penal Se incoaron en 15 recursos de apelación de procedimientos de Tribunal de Jurado, se celebraron ocho vistas y se dictaron ocho sentencias, unas cifras algo menores a las de 2019, año en el que se celebraron 12 vistas y se dictaron 11 sentencias. Por su parte, aumentaron los recursos de apelación frente a sentencias de las audiencias provinciales, incoándose 82 y dictándose 75 sentencias, mientras que en 2019 fueron 73 y hubo 61 fallos. Así mismo, se celebró una vista a diferencia del año anterior en que no hubo ninguna.