Canarias y Baleares colaboran conjuntamente para controlar las especies invasoras

Representantes de los dos archipiélagos se han reunido en la capital grancanaria para abordar la gestión y la posible erradicación de las culebras

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Canarias y Baleares retoman la colaboración para compartir experiencias y aunar esfuerzos en el control de las especies exóticas invasoras, especialmente las serpientes, ha informado la Consejería canaria de Transición Ecológica.

Este acuerdo se ha alcanzado tras unas jornadas de coordinación técnica con representantes del Estado y de los dos archipiélagos españoles en Las Palmas de Gran Canaria para abordar la Estrategia de gestión, control y posible erradicación de ofidios invasores en islas, aprobada por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad y por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

En las jornadas se abordó la evolución de la invasión biológica de la culebra real de California (Lampropeltis californiae) en Gran Canaria y de la culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) en Ibiza y Formentera, prestando especial atención al impacto provocado por estas especies sobre las poblaciones de reptiles endémicos de las islas (lagarto de Gran Canaria, lisas, perenquenes y la lagartija de las Pitiusas).

También se repasaron los métodos de control aplicados, las medidas de bioseguridad para evitar la expansión a otras islas e islotes y las medidas de divulgación, sensibilización y participación ciudadana que se han venido desarrollado en los últimos años para su control.

Como resultado de esta reunión se ha planteado un conjunto de propuestas de actuación que pretenden reforzar las medidas de coordinación entre los gobiernos insulares y favorecer la intervención e implicación del Ministerio de para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en el marco de la Estrategia nacional para el control de ofidios invasores.

Entre las medidas a desarrollar destaca las implementación de acciones para mejorar el intercambio de información entre las instituciones implicadas, la evaluación del estado de conservación de las especies de reptiles endémicos afectadas y la elaboración de propuestas para modificar su régimen de protección.

También la mejora de los métodos y sistemas de trampeo elevando su selectividad y eficacia (uso de nuevos atrayentes, tipos de cebos, instalación de sensores, etc) y desarrollo de métodos para evaluar la eficacia de las medida de control aplicadas.