Campanadas con un político sorpresa

Eloísa y Roberto son valores seguros y Telecinco se volcó con Gran Canaria

N. SOLO Las Palmas de Gran Canaria

En las campanadas televisivas el vestido de Cristina Pedroche es ya un clásico, mientras que a escala canaria lo son Roberto Herrera en TVE en Canarias y Eloísa González en Televisión Canaria. Si fuera el baile de la silla, los dos tienen asiento asegurado en las islas y alrededor danzan cada año cantantes, humoristas, actores y presentadores de noticias. Este 2020, por aquello de ser un año diferente, hubo sorpresa: unas campanadas de ámbito nacional emitidas desde el archipiélago y por partida doble (horario peninsular y horario canario) y, de repente, un político que se ve que aspira a tronista de Telecinco, tertuliano de 'Sálvame' o quien sabe si invitado en 'La isla de las tentaciones'.

Despejada la incógnita del traje de Pedroche, que en las redes sociales muchos compararon con un delantal de los que se pone su marido en el restaurante pero en versión Swarovski, quedaba por ver cómo respondía el trío elegido por Televisión Canaria. Eloísa González es un valor seguro porque se sabe ya cuartos y campanadas de todo tipo mientras que sus acompañantes parecían acongojados por el reto. Y en cuanto al vestuario, el negro de ellas resultó un poco apagado comparado con el blanco de otras presentadoras.

Porque de Blanco fue Ana Guerra con Roberto Herrera en TVE-C, una pareja que no pudo hacer mucho más en una retransmisión concebida para que haya público, de manera que si no lo hay, el espectáculo queda algo deslucido.

Y llega entonces Telecinco y da la campanada colocando el nombre de gran Canaria en los hogares que sintonizaron con esa cadena. Desde el exterior del auditorio Alfredo Kraus, Sandra Barneda y Cristian Gálvez hicieron una promoción impagable (en este caso, bien pagada) de la isla. Gran Canaria entró por los ojos y los oídos de los espectadores, con elogios de la pareja presentadora y vídeos turísticos. Barneda, también de blanco, le puso emoción, pero la justa, sin caer en los excesos de Ana Obregón en TVE o de la propia Pedroche. La retransmisión contó con los servicios técnicos de Videoreport Canarias y ni el ligero viento ni el riesgo de lluvia débil fueron impedimento para una puesta en escena espectacular.

Lo que sorprendió fue ver a Carlos Álamo, consejero de Turismo del Cabildo grancanario por el tercio socialista, en el escena. Fue como si quisiera emular a Dani Calero o a Chicote porque de otra forma no se explica.

Debe ser que pensó que, ya que pagaba la promoción, tenía derecho a sentarse en la mesa. Como la peladilla que siempre está y nadie se come.