De izquierda a derecha, Conrado Domínguez, Blas Trujillo y Elizabeth Hernández, ayer en una rueda de prensa. / EFE

Bajas automáticas para asintomáticos covid-19: Sanidad espera liberar a los médicos del 60% de los trámites

45 médicos realizarán esta gestión vía telefónica a menores de 45 años sin síntomas. En Canarias 2.200 sanitarios están de baja por covid

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

El Servicio Canario de Salud (SCS) ha puesto en marcha un nuevo sistema para la tramitación de la incapacidad laboral en los casos de covid más leves. En concreto, las personas infectadas de coronavirus menores de 45 años sin factores de riesgo ni síntomas podrán llamar al teléfono de atención al covid -900 112 061- donde serán derivados a un médico que gestionará la baja telefónicamente y la remitirá a través de SMS. Además, automáticamente, a los siete días, recibirán el alta por la misma vía. Solo si aparecen síntomas en los días posteriores a la baja, habría que llamar al teléfono de atención al covid para una valoración clínica.

Con este sistema, se pretende liberar a los médicos de Atención Primaria de más del 60% de las consultas destinadas a tramitar la incapacidad temporal por enfermedad. «El 12 de enero el SCS tramitó 3.385 bajas, de las que 2.286, el 67%, cumplirían el perfil para poderse realizar automáticamente», comentó ayer el director del SCS, Conrado Domínguez, en la presentación de este dispositivo que pretende aligerar las agendas de los médicos de los centros de salud isleños saturadas por la explosión de contagios de los últimos días.

« La idea es que los pacientes de baja complejidad clínica no tengan que acudir al médico de familia y sean atendidos por una unidad central del SCS compuesta por 45 médicos de Salud Laboral y de la Inspección que atenderán a ese volumen importante de personas que acuden al médico por su baja», explicó el consejero canario de Sanidad, Blas Trujillo. Es más, con este sistema, solo los casos que requieran intervención clínica serán objeto de seguimiento médico. « El propósito es liberar a estos profesionales para que puedan dedicarse a la atención de los enfermos», señalo Trujillo que realizó un llamamiento a los afectados por covid-19 para que no saturen el sistema sanitario. « Solo hay que acudir a urgencias cuando aparezcan síntomas graves, como dificultad respiratoria, dolor en el tórax o más de 39 de fiebre durante varios días», recalcó el consejero.

Los centros de salud han llegado al borde de su capacidad asistencial en las últimas semanas. Domínguez precisó que entre el 1 de diciembre y el 12 de enero los servicios de Atención Primaria atendieron 2.2 millones de consultas, más del doble que las registradas el año pasado, cuando se atendieron 920.000.

Además, a esta avalancha de consultas se suma el efecto de la pandemia sobre el personal sanitario. En estos días, en el SCS hay algo más de 2.200 profesionales de baja por covid.

Domínguez atribuyó esta sobrecarga al impacto sobre el sistema sanitario de la sexta ola y recordó que la incidencia en agosto de 2021 fue de 500 casos por 100.000 habitantes a 14 días mientras que actualmente, en algunas islas, se alcanzan los 2.800 casos por 100.000 habitantes.

La buena noticia, según Domínguez, es que más del 50% de las nuevas infecciones cursan de forma asintomática, el doble que en olas anteriores. Esta circunstancia explica que los servicios de urgencias no hayan acusado de momento el impacto de la sexta ola y que solo el 15% de quienes han acudido a urgencias lo hayan hecho por covid.

La obtención del certificado covid en las farmacias ha sido otra de las medidas aplicadas para liberar los centros de salud. En tres días se han expedido por esta vía 6.500 documentos. «La mayoría son personas mayores que acudían a sus centros de salud para tener el certificado», dijo Domínguez.

Actualmente el teléfono de atención al covid cuenta con un equipo de 150 personas. En breve se prevé incorporar a otras 50 que están aún en periodo de formación, indicó Domínguez.