Recreación de cómo quedará el entorno tras la actuación que desarrollarán el Ayuntamiento y el Puerto. / C7

Los árboles sacarán los actos del carnaval del parque de Santa Catalina «a medio plazo»

La creación de un pulmón verde de 26.000 metros en el muelle de Sanapú reordenará el tráfico y ganará un espacio para albergar grandes eventos

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas (APLP), Luis Ibarra, presentaron este miércoles en el Muelle de Sanapú la iniciativa diseñada por ambas instituciones para transformar el entornodel istmo capitalino con la creación de un gran parque de unos 26.000 metros cuadrados, entre el parque Blanco y la pasarela Onda Atlántica con abundante vegetación, áreas de deporte y ocio y un parque infantil.

La actuación, que se enmarca en el proyecto Puerto-Ciudad que ambas administraciones impulsan desde el año 2012, pretende convertir este enclave de la zona portuaria en un espacio que tendrá «un tamaño parecido al del parque Romano», expuso Ibarra en una presentación en la que también estuvieron presentes los concejales de Urbanismo y del distrito Isleta-Puerto-Guanarteme, Javier Doreste y Luis Zamorano, respectivamente.

El presidente de la APLP avanzó que este espacio, que está llamado a ser un « nuevo pulmón para la ciudad» y que prevé que «estará operativo en 2025», tendrá un coste estimado de 4 millones de euros que correrá a cargo de la entidad portuaria.

Además, expuso que su construcción requiere «tirar las naves» de Cruz Roja y del Programa Mundial de Alimentos ( PMA) -que asumirá el Ayuntamiento junto con la construcción de unas nuevas en un emplazamiento interior del Puerto-, así como la reordenación del trafico «en la avenida de Los Consignatarios, que pasará de cuatro a dos carriles, porque el tráfico que se mueve es muy reducido» y que se desplazará «a la zona más cercana a la autovía marítima».

Esto supone que «el parque estará más pegado a la zona portuaria y contará con un parque infantil», pues «es una de las grandes demandas que nos han hecho llegar sobre todo los vecinos de La Isleta y de Las Canteras», indicó Ibarra.

Reordenar el tráfico

Pero además, esta nueva zona «de esparcimiento» y «verde» que se ganará para la ciudadanía se ha visto desde el Ayuntamiento como una «oportunidad» para « planificar a futuro» el « frente marítimo de la ciudad», que «está ligado a una de las zonas emblemáticas de la ciudad, el parque de Santa Catalina», señaló Hidalgo.

De ahí que se apueste por eliminar «el nudo de tráfico» que ahora se encuentra en la salida del muelle de cruceros, en la trasera de Elder y Miller, «que impide el acceso directo a la ciudad» de quienes llegan en los grandes buques de viajeros y « trasladarlo a la rotonda del Acuario». Con ello, «los accesos a Santa Catalina serán menos agresivos» y el paso sur a la zona portuaria se hará por un paso subterráneo paralelo a la GC-1, dijo el alcalde.

Recuperar Santa Catalina

El alcalde avanzó que «la idea» es recuperar Santa Catalina -que en la actualidad tiene «un 45% de zona verde» y el resto es «pavimento duro sin sombra»- como «un parque verde de un lado a otro» y «colocar una gran zona de eventos en la explanada» que se ganaría con la eliminación de la rotonda del entorno de la plaza de Canarias.

Hidalgo garantizó que este espacio «sería cinco veces más grande que el que hoy tenemos para el carnaval» capitalino, ya que se trata de unos 12.000 metros cuadrados.

Añadió que esta zona permitirá desarrollar «todo tipo de eventos» con la ventaja de que «está separada de la zona urbana, donde los ruidos no puedan afectar a los vecinos» y que permitirá «no hacer solo los carnavales» sino «eventos deportivos, grandes ferias» y citas de todo tipo, «como se hace en Madrid».

Asimismo, indicó que «este gran zoco» va a conectar con el parque Blanco, «una obra que vamos a tener en el futuro inmediato con la MetroGuagua».

No antes de 2025

El alcalde, sin embargo, no fue capaz de dar plazos para acometer esta intervención que generará ese nuevo espacio para grande citas, incluida la principal fiesta de la ciudad. «Será una proyección a medio plazo», de «2025 en adelante».

Incidió en los ejes de conexión peatonal con Luis Morote y Las Canteras que implica el desarrollo de este proyecto.

Además, recordó que con el objetivo de dedicar el máximo espacio posible para uso ciudadano, «se elimina» el parquin de Sanapú para dejar paso a un parque infantil, y esas plazas se llevarán al entorno de la pasarela y el taller de megayates. Y el aparcamiento frente a El Muelle será a ras de suelo y tendrá árboles.

El proyecto arranca con la licitación de las naves de Cruz Roja y el PMA este año

El primer paso para materializar el proyecto del nuevo parque con el que se pretende transformar el entorno del istmo se dará este año con la licitación «de la construcción de las naves de la Cruz Roja y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en el interior del Puerto», explicó el alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo.

La idea, añadió, es que «una vez construidas, esperemos durante el año que viene, se pueda licitar la demolición» de las existentes «al otro lado de la vía de Los Consignatarios».

Hidalgo expuso que «en ese momento, el Puerto, con sus recursos iniciará la construcción de toda la zona de parque», algo que «se producirá durante el 2024, aproximadamente».

El Ayuntamiento destinará una inversión de «siete millones de euros» a la construcción de las nuevas naves y la demolición de la actuales, avanzó el regidor capitalino.

El concejal de Urbanismo, javier Doreste, explicó que el presupuesto se ha encarecido porque se han diseñado «una naves a medida», atendiendo las necesidades de Cruz Roja y PMA.

«Hemos sentado al equipo técnico de Urbanismo con la gente de la Cruz Roja y el PMA para que diseñen conjuntamente las naves y ver qué necesidades tenían» por eso «se tarda más porque no son naves estándar, sino que se han hecho a medida para cada uno», insistió.