Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 27 de mayo
Instalación de los micrófonos en los árboles. Rainforest Connection
Micrófonos e inteligencia artificial contra la tala ilegal de árboles en Europa

Micrófonos e inteligencia artificial contra la tala ilegal de árboles en Europa

ods 15 | vida de ecosistemas terrestres ·

El 30% de las especies de árboles conocidas en el mundo están actualmente en peligro de extinción

Jueves, 3 de marzo 2022, 06:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El oso panda está en peligro de extinción, el lince ibérico también está en la misma situación y, además, también podemos categorizar en este apartado al chimpancé común. Pero, el riesgo de desaparición de especies no es exclusivo de los animales, los árboles también padecen este mal. La piña de mar, una planta endémica de las Islas Canarias, está a punto de desaparecer o la manzanilla de Sierra Nevada de la que quedan menos de 2.000 ejemplares.

El 30% de las especies de árboles conocidas en el mundo están actualmente en peligro de extinción y, al menos, 142 especies descritas se consideran oficialmente como extintas en el medio natural, según el informe Estado de los Árboles del Mundo (State of the World's Tree), elaborado por el proyecto científico internacional Evaluación Global de Árboles (Global Tree Assessment, GTA) y la organización Botanic Gardens Conservation International (BGCI) publicado el pasado mes de septiembre.

El 30% de las especies de árboles conocidas en el mundo están actualmente en peligro de extinción

El documento revela que una de cada cinco especies de árboles son utilizados directamente por los humanos, ya sea como alimento, combustible o madera. Además, el cambio climático también está teniendo un claro impacto negativo en la conservación de miles de especies de árboles en todo el mundo.

La deforestación de la selva amazónica es uno de los grandes ejemplos de tala descontrolada de árboles en el planeta. Sin embargo, mucho más cerca se está produciendo una situación similar.

Las historias de Bram Stoker, novelista irlandés, contaban que el conde Drácula merodeaba los frondosos bosques de los Cárpatos en Rumanía. Al norte del país, se encuentra uno de los últimos bosques vírgenes del Viejo Continente. Uno de los pulmones de Europa y también el corazón de la tala ilegal de árboles.

Según varios informes de oenegés rumanas, cada año se cortan ilegalmente cerca de 20 millones de metros cúbicos de madera en los bosques del país. No obstante, hay datos que multiplican por dos esta cifra y la elevan hasta los 40 millones de metros cúbicos extraídos de los bosques.

La tala ilegal de estos árboles se calcula en una pérdida de 1.000 millones de euros al año, pero la factura es mayor. La deforestación supone un 17% del total de los gases de efecto invernadero que se producen en la tierra. Esto supone más que los que producen todos los medios de transporte juntos (13%), según datos de WWF.

'Eco' grabadoras vigías

Observar y escuchar es quizá el mejor sistema para detectar el estado de salud de un ecosistema. La primera acción ya se realiza con los guardas forestales que vigilan todo lo que ocurre en estos lugares.

Pero, la escucha aún era una tarea pendiente. Lo era hasta que Topher White, ingeniero de profesión, quedó fascinado en 2011 por los sonidos de la naturaleza en los bosques de Borneo.

La tala ilegal en esta isla asiática está amenazando grandes ecosistemas y pone en peligro la vida de muchos animales, entre ellos el orangután. En su descubrimiento, White se dio cuenta de que aislando los sonidos de la naturaleza se podrían detectar los ruidos de las motosierras.

Así nació Rainforest Connection, una iniciativa que despliega «guardianes» silenciosos o espías por los árboles para captar la tala ilegal. El proyecto comenzó con un smartphone adherido a placas solares, ahora, casi una década después, el proyecto ha mejorado.

Guardians, que así fue bautizado, está presente en decenas de bosques de todo el planeta y cuenta con la colaboración de empresas que proveen la tecnología como Huawei, Vodafone o Hitachi. Un crecimiento que ha valido para que estos sonidos registrados por las 'eco' grabadoras sean usados en juicios y así poder dictar sentencias en contra de la tala ilegal.

Una actualización que cambia el smartphone por micrófonos. «Los instalamos en lo alto de los árboles y son capaces de captar sonidos entre 3 y 5 kilómetros», explica Jorge Vega, portavoz de Huawei España. «Capta sonidos las 24 horas del día y los siete días de la semana», añade Jesús López, portavoz de Vodafone.

Instalación en lo alto de un árbol.
Instalación en lo alto de un árbol. Rainforest Connection

Un registro constante de sonidos alimentado por paneles solares y que genera cantidad ingente de datos e información. «Mediante conexión 5G, la información se envía a la nube y allí un algoritmo detecta si hay sonidos de motosierras», explica Vega. «Si se detecta, se envía una alerta geolocalizada a los guardabosques», añade.

«A través de la inteligencia artificial podemos detectar sonidos de motosierras, si los algoritmo lo descubren se envía una alerta al guarda forestal»

Jorge Vega

Portavoz de Huawei España

Para Rainforest Connection, si esta anticipación comienza a dar sus frutos y a extenderse por los diferentes países donde opera, podría suponer un antes y un después en las acciones para frenar las prácticas ilegales de venta de madera. «Si puedes proteger los árboles, terminas protegiendo todo lo demás», señalan los responsables de Rainforest Connection.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios