Borrar
Niño corriendo. Archivo
Las empresas suspenden en la protección de los derechos de la infancia

Las empresas suspenden en la protección de los derechos de la infancia

ODS 8 | Trabajo decente y crecimiento económico ·

El trabajo infantil «no es el único impacto negativo» en los más pequeños, la actividad empresarial puede tener un efecto más amplio entre los más vulnerables, según Unicef y el Pacto Mundial de la ONU en España

Viernes, 21 de abril 2023, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Respetar los derechos de los niños, contribuir a eliminar el trabajo infantil, asegurar y garatizar su protección en cualquier actividad empresarial, asegurar que los productos sean seguros, utilizar técnicas de marketing y publicidad que respeten y apoyen estos derechos, proteger a los jóvenes afectados por emergencias, reforzar las medidas de seguridad en esta materia e intensificar los esfuerzos de gobiernos y comunidades para salvaguardar los derechos de los niños. Estos son parte de los principios empresariales relacionados con la infancia impulsados por Unicef España, el Pacto Mundial de la ONU España y la oenegé Save the Children.

Una declaración de mínimos que ya cuenta con una década de vigencia, pero que no han sido tomados en consideración. «Sólo el 23% de las empresas tiene en cuenta los derechos de la infancia para la prevención del trabajo infantil y otras cuestiones relacionadas con la infancia», alertan Unicef España y el Pacto Mundial de la ONU España en un comunicado conjunto.

Diez años después de la firma de los principios a los que, el por aquel entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon pedía «que todas las empresas se adhirieran al espíritu de estos Principios» no parece tener gran repercusión en el mundo empresarial. Los impulsores han publicado su balance en el informe: 'Trazando el camino: Integración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en la conducta empresarial responsable y queda patente una falta de adopción en el sector privado. «Es necesario acelerar la protección de los derechos», advierten.

«Sólo el 23% de las empresas tiene en cuenta los derechos de la infancia para la prevención del trabajo infantil y otras cuestiones relacionadas con la infancia»

No obstante, el espíritu de los principios sí queda recogido en las declaraciones de intenciones de las empresas en sus planes de sostenibilidad y responsabilidad social. «El 62% lleva a cabo evaluaciones del riesgo o de materialidad», explican en su investigación. Pero el trabajo de las empresas se queda a medias, ya que el informe cuestiona la suposición común de que el trabajo infantil es el único o incluso el principal impacto adverso de las empresas sobre los niños, niñas y adolescentes.

Según los datos de Unicef, 160 millones de niñas y niños de entre 5 y 17 años trabajan y casi la mitad de ellos, cerca de 80 millones, están realizando trabajos que ponen en riesgo su salud y sus vidas. «Las empresas pueden tener un impacto negativo en toda la gama de derechos de la niñez y adolescencia, no solo los relacionados con el trabajo infantil», revela el informe conmemorativo de los diez años de la firma de los principios. «Es vital que las empresas sean conscientes de su impacto en la infancia y que actúen en consecuencia», responde Cristina Sánchez, directora general del Pacto Mundial de la ONU España.

Aunque las contribuciones de las empresas en ámbitos variados como la salud, la educación y la prosperidad económica han producido avances en el bienestar y la supervivencia de la infancia, es una realidad que la conducta empresarial puede tener un impacto adverso trascendente en los niños, niñas y adolescentes.

«Es vital que las empresas sean conscientes de su impacto en la infancia y que actúen en consecuencia»

Cristina Sánchez

directora general del Pacto Mundial de la ONU España

A nivel global, en los últimos 10 años se ha observado un incremento considerable en la integración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en la conducta empresarial responsable. Según la evaluación del Global Child Forum (GCF), en 2014 el 24% de las empresas examinadas tenía una política amplia sobre protección infantil. Cinco años después, en 2019, el panorama mejoraba, situándose en el 38%.

En 2021, el porcentaje de empresas que afirmaba tener una política de protección infantil había crecido significativamente hasta el 84%. Sin embargo, se constataba la existencia de una brecha entre el compromiso y la acción, ya que sólo el 58% llevaba a cabo la transposición de la política en acciones y únicamente un 20% informaba sobre ella. «Los niños, niñas y adolescentes constituyen el 30% de la población mundial; son el presente y el futuro. Una conducta empresarial responsable y sostenible basada en los derechos humanos es una vía fundamental para avanzar en los derechos de la infancia y construir una contribución sistémica y duradera al desarrollo sostenible», señala José María Vera, director ejecutivo de Unicef en España.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios