Los secretos del nuevo DNI

Está preparado para registrarse en un hotel o llevar recetas

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Va y viene con nosotros siempre, pero pocas veces nos paramos a mirarlo con detenimiento. Y el caso es que este pequeño rectángulo de plástico es un cúmulo de pequeños detalles que guardan muchísima información de nosotros, aunque nos solemos quedar solo con la foto y el nombre. Y cada vez es más completo: el nuevo DNI -disponible desde agosto en las Unidades de Documentación de toda España- tiene un montón de 'secretos'. ¿Intentamos desvelarlos? Pues cojamos nuestro carné y preparémonos para conocerlo un poco mejor.

¿Por qué lo han cambiado?

«La nueva versión viene con seguridad reforzada y será obligatoria en toda la Unión Europea», indican desde la OCU. Los DNI anteriores se irán sustituyendo a medida que vayan caducando. ¿Fecha límite para su renovación? El 3 de agosto de 2031. Bueno, aún nos queda tiempo.

¿Qué son esos cambios externos?

«El nuevo diseño incorpora la bandera de la Unión Europea junto con la bandera y el nombre del país emisor. Otra novedad es la indicación del tipo de documento en español y en inglés (abajo de todo)», detallan desde la OCU. La foto también es de mayor tamaño que la de los DNIs antiguos.

Otros cambios apreciables son los siguientes: en la parte delantera lleva un parche holográfico, un rectángulo de tinta ópticamente variable, una ventana transparente con grabado láser, un grabado de alto relieve, un fondo offset de seguridad, un apartado CLI (imagen láser cambiante) en bajorrelieve, el CAN (clave numérica para sesión digital) y palabras escritas con tintas UV. Por detrás parece más 'vacío', pero también tiene detallitos. Letras con tinta ópticamente variable, microtextos, un chip de interfaz dual y las palabras también con tinta UV.

En resumen, en esta nueva versión del DNI electrónico se han incorporado aspectos que 'blindan' el documento y que hacen que sea prácticamente imposible falsificarlo (aunque los profesionales del crimen se ponen rápido al día). Hay muchas 'barreras': «Tintas visibles a la luz ultravioleta, microtextos, datos biométricos de identificación -imagen facial y dos impresiones dactilares- que se almacenan en el microchip del propio documento en formato digital para una correcta identificación...», desgrana la OCU, que destaca que los datos asociados a los servicios electrónicos, como la firma electrónica, también quedan almacenados en el microchip del DNI.

¿Qué ganamos?

Así, a bote pronto, el ciudadano se dará cuenta de que el proceso de renovación del DNI es más rápido. «Se estima en doce minutos, una vez obtenida la cita previa», sostienen desde la OCU. ¿Algo más que nos afecte en el día a día? Sí, nos dará acceso a una cartera digital europea, una app de identidad digital con la que se podrá optar -tanto online como físicamente- a servicios públicos como declaración de impuestos o certificados de nacimiento o a algunos privados, «como registro en un hotel, solicitud de plazas universitarias o préstamos bancarios, por ejemplo», enumeran.

De ahí la importancia de que sea un documento que se ha intentado proteger con todos los medios posibles: porque da acceso a muchísima información y es la llave a prácticamente toda nuestra vida. A medida que se vaya desarrollando la cartera digital europea, con el DNI podremos «solicitar un certificado médico, comunicar un cambio de domicilio, abrir una cuenta bancaria, presentar la declaración de Hacienda, pedir una plaza universitaria tanto en nuestro país como fuera de él, guardar una receta médica y usarla en toda la Unión Europea, alquilar un coche usando un permiso de conducir digital... Se abre un mundo de posibilidades

¿Ya nos vamos a animar a hacer todas estas gestiones DNI en mano? Los expertos auguran que, en cuanto veamos lo seguro que resulta, nos olvidaremos de hacer nuestros trámites de otra manera. El 72 % de los ciudadanos de la UE quiere saber cómo se tratan sus datos cuando utiliza cuentas en medios sociales y el 63 % aboga por una identificación digital única segura para todos los servicios en línea, según una encuesta del Eurobarómetro. Y, en este sentido, la app de identidad europea que 'trabajará' conjuntamente con nuestro DNI responderá a las plegarias de muchas personas. La época de las ventanillas empieza a languidecer y la de facilitar datos a tontas y a locas para acceder a webs, también.

«Ni idea de lo que sucede con nuestros datos»

«Cada vez que una aplicación o un sitio web nos pide que creemos una nueva identidad digital o que nos conectemos fácilmente a través de una gran plataforma, en realidad no tenemos ni idea de lo que sucede con nuestros datos. Esta es la razón por la que propondremos una identidad electrónica europea segura que cualquier ciudadano pueda utilizar en cualquier lugar de Europa para cualquier operación, desde el pago de impuestos hasta el alquiler de una bicicleta. Una tecnología con la que nosotros mismos podamos controlar qué datos se utilizan y cómo», explicó Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, el pasado mes de septiembre. Ahora solo falta empezar a caminar por esta senda.