Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de julio
Descubre cuánto se ha degradado la batería de tu móvil (y cómo prolongar su vida útil)

Descubre cuánto se ha degradado la batería de tu móvil (y cómo prolongar su vida útil)

La Unión Europea exigirá que todos los 'smartphones' tengan acumuladores de energía reemplazables

Miércoles, 27 de septiembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Todo son alegrías cuando uno estrena teléfono móvil: su batería inmaculada nos permite utilizarlo durante todo el día con una sola carga, las aplicaciones se ejecutan con fluidez... Por desgracia, la cosa cambia conforme pasan los meses y, al cabo de varios años, raros son los terminales que no dan problemas.

La clave radica en los ciclos de carga, esto es, el número de veces que hemos conectado el smartphone a su adaptador de corriente: a más ciclos, mayor la degradación de la batería, lo que termina afectando al funcionamiento del dispositivo. Algunos de los 'síntomas' más comunes de una batería deteriorada son que el móvil se apague de repente (con un 20 o un 30% de autonomía restante) o que dicho porcentaje baje rápidamente sin motivo aparente, obligándonos a tirar de enchufe varias veces al día.

Comprobaciones en iOS y Android

Más allá de las señales evidentes, existe una forma rápida y empírica de comprobar la salud de nuestra batería sin importar el sistema operativo que utilicemos. Algunos modelos con Android (fundamentalmente aquellos fabricados por Xiaomi) informan del número de ciclos de carga y de la vida útil restante del consumible a través del menú de ajustes. Si tenemos cualquier otro teléfono, la única opción es recurrir a una aplicación desarrollada por terceros.

Para este último caso nos dirigiremos a la tienda de aplicaciones del móvil (usualmente 'Play Store') y descargaremos cualquiera de las opciones gratuitas que alberga. Algunas de las más utilizadas en todo el mundo son 'Ampere' (desarrollada por Braintrapp) y 'AccuBattery' (de Digibites).

Utilizarlas es tan sencillo como abrirlas y dejar que recopilen los datos necesarios (en el caso de AccuBaterry se necesitan completar varios ciclos de carga para que la información mostrada resulte lo más precisa posible). A partir de entonces basta con dirigirse al apartado de 'Salud de la batería' y comprobar qué porcentaje se indica: cuanto más alejado del 100%, mayor el deterioro de la batería.

¿Y qué ocurre si tenemos un iPhone? Más sencillo todavía, ya que la información que buscamos se encuentra dentro de la aplicación de 'Ajustes'. Ahí pulsaremos sobre 'Batería' y a continuación sobre 'Salud y carga de la batería', donde se refleja su 'Capacidad máxima'. En palabras de la propia Apple: «Este porcentaje indica la capacidad actual de la batería en relación con su capacidad cuando era nueva. Una capacidad inferior puede reducir las horas de uso entre carga y carga».

Y si la batería está deteriorada...

Por regla general, si la salud de nuestra batería muestra un porcentaje inferior al 50%, los expertos recomiendan reemplazarla cuanto antes. La gran pega a dicho respecto es que los fabricantes llevan bastantes años integrando este componente en el diseño de los terminales, de forma que no podamos cambiarla por nosotros mismos. El pretexto es evitar que adquiramos baterías no oficiales que puedan poner en riesgo la integridad del aparato, además de preservar su certificación IP (la resistencia al polvo y el agua del móvil, indicada con dos dígitos en su pliego de especificaciones).

Así las cosas, no queda otra que acudir al servicio técnico oficial de cada fabricante para solicitar un cambio de batería, lo que a menudo supone un desembolso importante. De hecho, a algunos consumidores les renta más hacerse con un móvil nuevo, motivo por el que la Unión Europea ha aprobado una directriz para que todos los dispositivos electrónicos incorporen baterías de quita y pon.

En palabras de Achille Variati, portavoz europarlamentario: «Por primera vez disponemos de una legislación sobre economía circular que cubre todo el ciclo de vida de cualquier aparato; un enfoque que es bueno tanto para el medio ambiente como para la economía. [...] Nos hemos puesto de acuerdo en una medida que beneficiará enormemente a los consumidores: las baterías resultarán más seguras y fáciles de reemplazar. Nuestro objetivo es el de una industria del reciclaje más fuerte en el marco de la Unión (particularmente en torno al litio), lo que marcará un hito en el mercado global de las baterías».

Esta legislación está directamente relacionada con la imposición del conector USB-C (universal) a todos los fabricantes de electrónica, lo que ha obligado a Apple a implementarlo en sus últimos teléfonos: iPhone 15, iPhone 15 Plus, iPhone 15 Pro y iPhone 15 Pro Max.

Cómo aumentar su vida útil

Como más vale prevenir que curar y teniendo en cuenta que muchos deciden cambiar de móvil con el inicio de curso, no está de más atender a a las siguientes recomendaciones de los expertos. Todas ellas encaminadas a que la batería del 'smartphone' aguante en buen estado el mayor tiempo posible:

Ni por exceso ni por defecto: Las baterías de litio se resienten tanto si están cargadas al máximo como si se encuentran bajo mínimos, por ello la mayoría de fabricantes recomiendan mantenerlas en un porcentaje de carga de entre el 30% y el 80%. ¿Cómo procurarlo si acostumbramos a dejar el móvil cargando durante la noche? Tanto iOS como Android ofrecen una opción de 'Carga optimizada' en sus ajustes.

Evita las cargas rápidas e inalámbricas: A todos nos ha salvado alguna vez la llamada 'carga rápida'; la tecnología que permite cargar a tope la batería en poco tiempo utilizando adaptadores de corriente o cables específicos. Sin embargo, los fabricantes recomiendan utilizarla como medida puntual.

La carga inalámbrica tampoco es aconsejable en el día a día, ya que aumenta la temperatura del dispositivo (por no hablar de utilizar el móvil mientras lo cargamos), lo que afecta irremediablemente a la batería.

Ojo con los cargadores no oficiales: Muchos cargan su teléfono con el primer cargador que tienen a mano, pero la realidad es que cada uno suministra una potencia específica para el gadget al que acompaña. Usar adaptadores de corriente más o menos potentes (o fabricados por terceros, económicos y de mala calidad) afecta a la batería.

Como consejo adicional, debemos mantener actualizado el sistema operativo de nuestro teléfono: los fabricantes suelen lanzar parches para determinados errores que pueden condicionar la autonomía del smartphone. De igual modo, conviene desechar algunos mitos sobre baterías: cerrar todas las aplicaciones no ahorra batería, no es necesario cargar el móvil a tope la primera vez que lo usamos y tampoco mantenerlo apagado mientras se carga.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios