Borrar
LEAL
Cómo nos puede enfermar el moho y otras micotoxinas

Cómo nos puede enfermar el moho y otras micotoxinas

En casa, en alimentos... las micotoxinas tienen un poder contaminante que debemos tener en cuenta y actuar en consecuencia

Martes, 12 de marzo 2024, 17:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Respecto al moho existen dos posturas muy claras. Hay personas que parecen haber desarrollado una 'ceguera selectiva' que les permite convivir con él como si nada y otras que no soportan su mera visión. Y, bueno, luego hay una amplia masa que fluctúa entre ambos extremos y que sabe que hay que eliminarlo pero no se acaba de creer que sea algo tan malo como lo pintan. Lo mejor es acudir a una voz experta. «Las micotoxinas, metabolitos secundarios producidos por ciertos tipos de hongos, deben mantenernos en alerta por su potencial para dañar nuestra salud», explica Jorge Ángel, médico especialista en medicina integrativa y director médico de Equisalud.

Moho puede que no suene muy mal, pero micotoxinas... eso ya nos parece peor, ¿verdad? Es que lo es. «La exposición a micotoxinas (y hay unas 400 distintas) puede tener una amplia gama de efectos negativos, desde síntomas leves hasta condiciones médicas graves –confirma–. La inhalación de esporas de moho y micotoxinas puede provocar problemas respiratorios, alergias e incluso enfermedades más graves en personas sensibles». Algo de esto ya habíamos oído... y era verdad. Pero ¿qué hay de cierto en todas estas creencias populares sobre el moho y sus micotoxinas?

¿Alguna gente es inmune a las micotoxinas?

«Un 25 % de la población tiene dificultad en detoxificar estas toxinas. Por lo tanto, son más susceptibles a enfermar por este tipo de contaminación», aclara Ángel. El 75% restante, sin embargo, suele ganar la lucha contra ellas y sigue su vida con normalidad. Hay que tener especial cuidado con los bebes.

¿Pueden enfermar edificios enteros?

Tal cual. Según explica el doctor, la presencia de micotoxinas en interiores, especialmente en edificaciones dañadas por el agua, ha sido asociada «con el síndrome del edificio enfermo y otras condiciones de salud crónicas».

¿Comida contaminada pero que parece perfecta?

Si pensamos en moho y alimentos, a todos nos viene a la mente la típica manzana que ha desarrollado una capa verdosa porque la hemos olvidado en el frutero (a veces, hasta tiene pelusilla). Pero el problema de las micotoxinas con las cosas que comemos puede empezar mucho antes y no ser tan evidente. «Un problema poco conocido asociado a las micotoxinas es su capacidad para causar intoxicaciones alimentarias, ya que pueden contaminar cultivos y productos alimenticios durante su crecimiento, almacenamiento o procesamiento». Tal y como advierte el experto, se estima que aproximadamente un 25% de las cosechas del mundo están contaminadas con micotoxinas. Así que a veces no vamos a poder ayudarnos de la vista para protegernos. Eso sí, las normas sanitarias suelen ser muy rigurosas en este sentido.

¿Cuáles son los mohos más peligrosos?

¿Cuáles son los mohos más peligrosos? Depende no solo de la especie, «sino de la cantidad de micotoxinas liberadas y la susceptibilidad de las personas expuestas», aclara Jorge Ángel. Dicho esto, el doctor admite que el moho negro –Stachybotrys chartarum– es reconocido como uno de los más peligrosos por sus micotoxinas altamente tóxicas, como las tricotecenas, que pueden causar problemas respiratorios, neurológicos e inmunitarios. Los daños de la micotoxinas son casi siempre por acumulación; por eso, si detectamos moho casa, no debemos esperar más de 48 horas para limpiarlo. Y, si vemos un alimento afectado..., nada de quitar el trozo y comer el resto: aunque no se vea, seguramente estará lleno de hongos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios