Borrar
De medicinas a tratamientos: todos los remedios si se te cae el pelo

De medicinas a tratamientos: todos los remedios si se te cae el pelo

Fármacos, ampollas, fórmulas bebibles, inyecciones.... las fórmulas para evitar la caída del cabello es un motivo de consulta habitual en farmacias y clínicas dermatológicas

Viernes, 8 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La caída del pelo es una de las principales preocupaciones de los hombres respecto a su salud capilar, pero también de las mujeres. Y cada vez más. Según los datos que recoge la memoria de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA), solo en nuestro país gastamos casi 1.700 millones de euros al año en productos para su cuidado, entre los que se incluyen champús, mascarillas, acondicionadores, ampollas, cepillos... A este desembolso se suma que cada vez recurrimos con mayor frecuencia a medicamentos y tratamientos específicos para evitar su caída, un motivo de consulta habitual en farmacias y clínicas dermatológicas.

«Generalmente, el pelo se nos cae porque hay algo que no deja que la raíz funcione bien y su forma de protegerse es frenando su crecimiento. Cuando estas caídas son mayores de lo normal, reciben el nombre de efluvio telógeno y pueden llegar a ser muy agobiantes para la persona que los padece aunque no suelen ser graves. Para tener una referencia, digamos que lo normal es perder entre 100 y 150 pelos cuando nos lavamos la cabeza, pero tenemos que tener en cuenta que esta caída es acumulativa. Es decir, si estamos dos días sin lavarnos el pelo, el tercero se nos caerán 450. Si aún así tenemos dudas, lo mejor es consultar con un especialista, ya que haciendo un buen diagnóstico, tratando la causa y estimulando su crecimiento se puede mejorar y mucho», explica la doctora Claudia Bernárdez, experta en tricología y autora del libro 'La biblia del cuidado del cabello' (Ed. Zenith). Estos son algunos remedios no solo para frenar sino también para tratar la caída del pelo.

Medicamentos

Uno de los fármacos más recomendados por los dermatólogos para estimular el crecimiento del cabello y evitar la temida pérdida de volumen es el minoxidil. Este medicamento, que se puede tomar tanto de forma oral (pastillas) como tópica (loción), se receta tanto a hombres como mujeres, aunque la concentración de la fórmula varía en función de las necesidades de cada persona. Los efectos secundarios descritos son poco frecuentes y abarcan desde reacciones locales en casos de hipersensibilidad a este fármaco, que se prescribe únicamente con receta médica, a la aparición de vello en la zona del rostro.

«Una de las principales preocupaciones de los pacientes que toman minoxidil oral es si se trata de una medicación para toda la vida porque es cierto que su efecto depende directamente de su toma y, en muchas ocasiones, eso implica un tratamiento ininterrumpido. Ahora bien, no se puede dejar de tomar de un día para otro porque puede causar un empeoramiento a corto plazo. La interrupción debe ser paulatina y siempre supervisada por un especialista», aclara el doctor David Saceda, tricólogo en el Grupo Pedro Jaén.

Una curiosidad. «Casi todos los medicamentos para la alopecia se usan fuera de ficha técnica. Es decir, son fármacos que se utilizaban para otras enfermedades pero se vio que ayudaban al crecimiento del pelo», desvela la doctora Bernárdez. El minoxidil, por ejemplo, era una medicina que se tomaba para el tratamiento de la hipertensión arterial, pero como en algunos pacientes tenía como efecto adverso la aparición de vello ahora también se formula para estimular su crecimiento.

Nutricosmética

Otra de las opciones más demandadas –y muy de moda– para evitar la pérdida de cabello es la llamada nutricosmética. Pastillas, ampollas y fórmulas bebibles se publicitan cada día en medios de comunicación y redes sociales como la solución definitiva para lucir pelazo. Pero, ¿realmente funcionan? «Pues depende de la fórmula y de la causa de la pérdida del cabello», coinciden los expertos. Aún así, insisten en que no hay que esperar milagros de este tipo de productos. «Suelen funcionar en los casos de las caídas temporales, pero para las pérdidas severas se quedan cortos», añaden.

«A mí me gusta que tengan activos frente a la caída a la que nos enfrentamos», señala la farmacéutica Yaiza Bouzas. Y pone varios ejemplos. Si nos referimos a una pérdida por estrés, las pastillas o ampollas deberían incluir «activos antiinflamatorios y desestresantes». Si es por mala alimentación, «vitaminas», mientras que si la causa obedece a un proceso hormonal, es interesante recurrir a principios activos como la biotina, añade la experta en dermofarmacia, también conocida en redes sociales como Gutbrainskin.

Tratamientos médico-estéticos

Para asegurar que «las células de la raíz del pelo funcionan de un modo óptimo no siempre es necesario tomar medicamentos». Estos son algunos de los tratamientos médico-estéticos que también ayudan a frenar la caída del cabello.

Mesoterapia: «Esta técnica consiste en inyectar la medicación en lo profundo de la raíz. Si se elige bien la sustancia que se va a infiltrar (vitaminas, factores de crecimiento, exosomas, antiandrógenos...), se trata de un tratamiento muy eficaz. Ahora bien, si vas a hacerte mesoterapia pregunta siempre los ingredientes. Debes saber qué sustancias lleva tu tratamiento porque la palabra mesoterapia solo denota la técnica», aconseja la doctora Bernárdez.

Microneedling: es uno de los tratamientos que más eficacia han demostrado para estimular el pelo. «Consiste en realizar cientos de micropunciones con unos aparatos especiales en el cuero cabelludo de forma superficial y controlada».

Láser: «los de regeneración están teniendo un impacto importante en los tratamientos capilares al conseguir estimular el crecimiento del pelo de forma suave y natural», insiste la autora de 'La biblia del cabello'.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios