Borrar
HIGINIA GARAY
Cómo hablar a una persona con demencia y cómo evitar los errores más frecuentes

Cómo hablar a una persona con demencia y cómo evitar los errores más frecuentes

La comunicación con una persona con alzhéimer u otro tipo de deterioro mental es posible, pero hay que adaptarse

Domingo, 19 de mayo 2024, 18:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ojalá nadie tuviese que aprender ese 'otro idioma' que hay que utilizar cuando un ser querido padece una demencia. Las frases y las actitudes de siempre ya no nos valen para intentar llegar a ellos, que están aquí, pero a la vez muy lejos. Y que son los de siempre, pero ya no son los mismos. Qué contradictorio. Y qué duro. Y qué difícil. Y qué dolorosamente frecuente: aunque no existen cifras oficiales sobre el número de casos en España, se estima que ahora mismo rondan los 600.000 (la mayor parte a causa del alzhéimer, aunque hay otras). Y se espera que en el futuro sean muchos más, cerca de un millón en 2050, según proyecciones del Instituto Nacional de Estadística.

De ahí la importancia de aprender a tratar con quienes tienen este problema, ya que, a veces, con la mejor de las intenciones, no se hace bien y se les dicen cosas que pueden aumentar su pena, su rabia y su inquietud. La psicóloga Natalí Pintos, autora de 'Cuando llega el alzhéimer' (Ed. Alienta) y experta en personas con este tipo de dolencias, subraya que no debemos pensar que lo de comunicarse con ellos se ha acabado: «Claro que no, solo debemos adaptarnos».

Eso sí, lo primero es determinar «el grado de afectación que tiene la persona con demencia y darnos cuenta de que afecta tanto a su forma de expresarse como a su comprensión». Además, puede que no en la misma medida. «Es decir, puede que no le salgan las palabras pero las comprenda, o al revés», indica Pintos, quien nos explica cómo tenemos que hablarles y, sobre todo, cómo no tenemos que dirigirnos a ellos.

  1. Imagen principal - SÍ. Frases cortas y simples

    SÍ. Frases cortas y simples

Muchas veces, tan importante es lo que se dice como la manera de decirlo. El lenguaje no verbal, la postura de nuestro cuerpo, la expresión de nuestra cara, mirarles a los ojos cuando les hablemos, hacer gestos de cariño... Todo eso les transmite mucha más información que las palabras, sobre todo cuando el deterioro avanza. Sobre todo, debemos evitar argumentaciones largas. «Muchas veces se les sigue hablando como antes porque nos es difícil aceptar la pérdida de memoria de nuestro ser querido... Esto tiene mucho que ver con el duelo que pasan todas las personas cuidadoras».

  1. Imagen principal - NO. Preguntarle por hechos recientes

    NO. Preguntarle por hechos recientes

'¿Qué has comido hoy?', '¿ha venido tu hijo?'. No debemos hacer esto. «Suele generar frustración, ya que no recuerdan la información para poder responder. Sería aconsejable eliminar este tipo de preguntas y cambiarlas por un 'me alegro de verte' o similar para intentar establecer una conversación sin forzar la memoria.

  1. Imagen principal - NO. Insistir si no te reconoce

    NO. Insistir si no te reconoce

Es muy doloroso cuando la persona con demencia deja de reconocerte y te mira y se pregunta quién eres... «Es muy probable que te esté buscando con unos años menos», indica la experta. ¿Qué hacemos? «No es recomendable insistir en el reconocimiento», aconseja.

  1. Imagen principal - NO. Recordarles que alguien está muerto

    NO. Recordarles que alguien está muerto

«Normalmente lo preguntan con algo de preocupación, entonces lo mejor es decirles 'entiendo que te preocupes, Fulanita está bien, ¿me ayudas con esto?, ¿ponemos música?'. La música es una gran ayuda», señala Pinto. Pero ¿no hay que decirles que esa persona está muerta? «No hay que remarcar el fallecimiento que ha olvidado. Es terrible que tengan que vivir ese disgusto», apunta. Es mejor dejarles vivir en el recuerdo.

  1. Imagen principal - SI. Hablar con ellos del pasado

    SI. Hablar con ellos del pasado

Es lo que mejor recuerdan. Muchas veces nos esforzamos en sacarles del pasado, porque no nos parece 'sano'. Mal. «La memoria, o mejor dicho las memorias, van distribuidas en 'cajitas'. Hay memorias diferentes. La inmediata es la más frágil, pero hay otras, como la autobiográfica, que tiene un gran componente emocional y donde están ellos más cómodos, porque es lo que mejor recuerdan», detalla la psicóloga. En este sentido, la experta anima a que aprovechemos para hablar con ellos de su vida, de la historia familiar, para ver juntos fotos antiguas... «Gente que ha seguido este consejo me ha contado que se ha enterado de cosas del pasado que no sabía y que ha sido maravilloso», desvela.

  1. Imagen principal - NO. Responder mil veces a la misma pregunta

    NO. Responder mil veces a la misma pregunta

Hay que tener en cuenta que su procesamiento de memoria les impide acordarse de la respuesta que ya les has dado un montón de veces. Lo adecuado para sacarles de ese bucle es cambiar el enfoque de su mente a otra cosa. Pintos aconseja tener un par de canciones que hayan sido importantes en la vida de la persona con demencia «para tenerlas como comodín en esos momentos» y cantarlas juntos. Llévales a otro 'sitio'.

  1. Imagen principal - NO. Decir las frases prohibidas

    NO. Decir las frases prohibidas

'¿No te acuerdas de...?', 'Si te esforzases, lo recordarías', '¿No sabes quién soy?'. Pongámonos en el lugar de la persona con demencia. Esto le genera a cualquiera un buen agobio. Si no se acuerda de algo o de alguien es porque no puede, y hacérselo notar... es un error. «Adapta tus expectativas a lo que aún recuerda».

  1. Imagen principal - SI. Di que le entiendes

    SI. Di que le entiendes

Es frecuente que manifiesten preocupaciones o ideas delirantes. Lo adecuado es hacer dos cosas: demostrar que les entendemos y tranquilizarles: «¿Estás preocupado? Lo entiendo, pero tranquilidad, que yo me estoy ocupando de todo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios