Borrar
Leal
Después de 'hygge' y 'fika', llega 'lagom' para hacerte feliz en vacaciones

Qué es lagom, la costumbre sueca para disfrutar del verano

Después de 'hygge' y 'fika', llega 'lagom' para hacerte feliz en vacaciones

Esta palabreja procedente de Suecia dicen que es la responsable de que sus ciudadanos sean unos 'disfrutones'. Te damos las pautas para ponerla en práctica este verano

Julia Fernández

Lunes, 1 de julio 2024, 17:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

De Suecia a España dicen que lo primero que llegó fue el bikini. Sucedió los sesenta en las playas de Levante, tomadas por turistas nórdicos ávidos de sol, calor y un mar templado en calma. Y desde entonces, tenemos a estos convecinos casi idealizados: tan rubios, tan altos, tan ricos y tan... felices. Los países nórdicos siempre ocupan los primeros puestos del Índice Mundial de la Felicidad, un ranking que lidera, atención, Finlandia.

¿Es cosa del frío? No se sabe muy bien, los analistas atribuyen estos éxitos a un compendio de cosas: instituciones que arropan a la población, posición económica cómoda, fácil conciliación de vida laboral y personal... Pero hay algo más allá de todo eso y menos tangible. Se llama 'lagom', un vocablo sueco que ha hecho ascender a este país en la clasificación de la felicidad dos puestos en el último año hasta ser cuarta.

Después del danés 'hygge' (rodearte de cosas acogedoras para ser más feliz) y del también sueco 'fika' (la dulce pausa para el café con tus compañeros de trabajo, incluido tu jefe), toca aprenderse otra palabreja que, además, nos promete felicidad.

  1. 1

    Guarde la tarjeta, para esto no le va a hacer falta

Los que saben de esto aseguran que si nosotros somos capaces de importar el 'lagom' a nuestra sociedad como hicimos con el dos piezas, no solo lograremos disfrutar de las vacaciones, sino de una vida plena en general. Y para ello vamos a empezar por ver qué es eso de 'lagom' y dónde podemos encontrarlo. Spoiler: no, para esto la Mastecard no nos va a servir de nada. Ni la Visa ni la American Express. Como bien defiende Javier García Campayo, psiquiatra y catedrático en la Universidad de Zaragoza, la felicidad no hay que buscarla fuera, «en el tener», sino dentro, «en el ser». Lo que ocurre es que «nuestro mundo aplica la máxima de tanto tienes, tanto vales» y nos está dañando profundamente. Pero vayamos a lo concreto, que a estas alturas del año, con las vacaciones a la vuelta de la esquina y nuestra omnipresente visión cortoplacista es lo que nos interesa.

  1. 2

    De la cartera a la decoración del hogar y la comida

«'Lagom' significa la mejor solución en cualquier contexto para alcanzar el equilibrio», define Lola Alkinmade Åkerström, afincada en Estocolmo y autora del libro 'Lagom: El secreto sueco para vivir bien'. ¿Se ha quedado como estaba, no? Tranquilo, que vamos a centrar más el disparo: viene a significar algo así como «ni mucho ni muy poco». Y seguro que esto le recuerda al refranero popular español: «Lo poco gusta, lo mucho cansa». Y sí, efectivamente por ahí van los tiros.

Lo que ocurre es que este concepto impregna «profundamente la sociedad y el lenguaje de los suecos», explica la escritora. Y ahí está el quid de la cuestión, No basta con saber qué es 'lagom' y decir que lo vas a poner en práctica, sino en hacerlo y que poco a poco te salga solo. Lo primero que hay que hacer es buscar ese equilibrio en todas las facetas de la vida: «Desde el trabajo a la familia pasando por la decoración del hogar, la comida, el cuidado del medio ambiente, las finanzas...»

Visto así el trabajo que tenemos por delante es largo y a nosotros lo que nos interesa es aplicar el concepto a nuestro retiro veraniego para poner freno a preocupaciones, ansiedades y estrés, y no volver de él con necesidad de vacaciones de las vacaciones. ¿Se puede? La respuesta es sí. ¿Es fácil? Menos de lo que parece, pero más de lo que piensa.

  1. 3

    Sin 'por si acasos' ni tantos planes en la agenda

Vamos a empezar poniendo orden, pero sin obsesionarse, solo lo justo. Y ello implica hacer una maleta práctica: fuera esos 'por si acasos' locos como llevarse un plumas a la playa o el maquillaje a una acampada de montaña. También otra cosa: no hacer planes. O no tantos. Una de las cosas que arruinan las vacaciones es precisamente las exigencias que nos ponemos.

Lo explica muy bien Xavier Montero, miembro de la sección de Psicología de las Organizaciones y el Trabajo del Colegio Oficial de Psicología de Catalunya: «Pensamos que las vacaciones son el fin del mundo y queremos meter todo el ocio en ellas, incluido el que no disfrutamos a diario». Y luego necesitamos hacer yoga y 'mindfulness' durante el año para relajarnos. Esto es la antítesis del 'lagom', que lo que nos dice es que ni hay que programarlo todo, ni dejarlo todo a la improvisación, ni hacerlo todo, ni dejarlo todo.

  1. 4

    Seleccione, saboree y prescinda del reloj

Otra cosa que deberíamos dejar de lado son las listas de todo lo que queremos hacer con pelos y señales, e incluso con horarios. Las vacaciones no son como el Ejército. Con el 'lagom' de nuestro lado, lo que debemos hacer es seleccionar lo que nos interesa, lo irrenunciable, y hacerlo, pero saboreándolo. Visitar sitios no es una competición, no hay que pasar por los sitios, sino que los sitios pasen por nosotros. ¿Por qué nos acordamos tanto de las vacaciones infantiles en el pueblo? Porque ahí sí que hacíamos 'lagom'. Sin reloj... y sin móvil.

Adobe Stock

No, los vikingos no inventaron esta palabra

'Lagom' es una palabra que procede de 'lag', ley en sueco, y que se refiere más al sentido común que a la norma. Literalmente significa 'de acuerdo con la ley', pero en sentido figurado es algo así como 'ni mucho ni poco' o 'apropiado'. Cuando a un joven se le dice en Suecia 'lagom kul' viene a ser un 'no te pases de la raya'. También se le atribuye un origen vikingo: provendría de la contracción 'laget om' (alrededor del equipo) que era algo que decían cuando bebían la hidromiel del mismo cuerno. Sin embargo, el diccionario de la Real Academia Sueca dice que es un error.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios