Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
Los consejos para no estresarnos en vacaciones

Guía práctica para disfrutar en vacaciones

Los consejos para no estresarnos en vacaciones

Dos expertos en salud mental nos dan cinco claves para que nuestro próximo descanso sea, efectivamente, un descanso

Julia Fernández

Sábado, 30 de marzo 2024, 23:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En vacaciones no solo hay que planificar, también hay que descansar. Sin embargo, muchas veces nos cuesta pararnos. Queremos verlo o hacerlo todo, sin darnos cuenta de que estamos metiendo más presión al cuerpo. Dos expertos en salud mental nos dan cinco claves para que nuestro próximo descanso sea, efectivamente, un descanso.

  1. 1

    Define qué son las vacaciones

Este apartado es esencial, sobre todo si vamos acompañados. No para toda la gente es lo mismo, así que hay que hablarlo. «No hace falta hacer un contrato ni nada parecido», explica la profesora de la UOC Sylvie Pérez, pero sí dejar claro qué es para cada uno estar de vacaciones. Y no se trata de «hacer renuncias de todo en beneficio del grupo», sino de establecer qué cosas puede hacer cada uno por su lado.

  1. 2

    Elige qué quieres hacer tú

Va muy unido al punto anterior, claro. Para llegar a acuerdos hay que saber qué quieres. O mejor dicho «a qué no quieres renunciar», prosigue Pérez. Para algunos puede ser subir a la Torre Eiffel, para otros ir al Barrio Latino a comprar libros, para otro tomarse una cerveza al lado del mar... Evidentemente no se trata de escoger todo, hay que seleccionar. Y luego, hacerlo «para no sentir que no hemos tenido las vacaciones que queríamos».

  1. 3

    Planifica hasta no planificar

Una de las cosas que no nos deja disfrutar de las vacaciones es que queremos tenerlo todo controlado y «cuanto más lo tenemos así, más estrés genera», destaca la docente. Sin embargo, no se trata de dejarlo todo a la improvisación: «Planifiquemos lo imprescindible, sobre todo si nos genera ansiedad» que sería, por ejemplo, los alojamientos y cómo vamos a desplazarnos. En cambio, si nos gusta disfrutar, podemos ir añadiendo más cosas: qué restaurantes hay por la zona, qué opciones de ocio hay, etc. Pero sin querer tenerlo todo atado. «También hay que planificar un día de no tener nada planificado. Igual si planifico que durante dos mañanas no tengo nada planificado, voy a conseguir estar tranquilo y no tengo que pensar en qué hacer», aconseja Pérez.

  1. 4

    No te olvides de disfrutar

Las vacaciones se han hecho para gozar y es necesario experimentarlo. «Hay que disfrutar del momento en el que estamos sin tener la necesidad, que a veces es automática e irrefrenable, de compartir lo que hacemos en ese preciso momento». No es que no lo cuelgues en redes o no se lo mandes a los amigos por WhatsApp, sino que no lo hagas justo entonces:«Ya tendremos tiempo después». Según Pérez, es importante no estar preocupados por demostrar a los demás que estamos «haciendo vacaciones».

  1. 5

    Date tiempo para ir y para volver

Tanto para ir como para volver vamos a necesitar tiempo para adaptarnos. «Pueden ser horas o días, en función del tiempo de descanso que nos hayamos cogido». Cuando los empezamos no hay que pretender estar a tope o relajado desde el minuto uno. De la misma manera que a la vuelta también necesitaremos empezar la rutina de manera paulatina. Si se puede, «no hay que hacer los cambios de parar o de arrancar de nuevo en un pispás». Y, sobre todo, no nos quedemos con la idea de que después de vacaciones no hay nada más:«Está el próximo fin de semana, el puente de mayo, las vacaciones de verano...», enumera el psicólogo Xavier Montero. La vida cada día es «dormir, trabajar y también disfrutar, bien sea de un refresco en una terraza al lado del mar o en el sofá de casa con un poco de música», concluye.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios