Borrar
LEAL
¿Siempre son más caros los seguros de los coches híbridos y eléctricos?

¿Siempre son más caros los seguros de los coches híbridos y eléctricos?

La mayoría los son, pero si buscas bien los hay incluso más baratos

Carmen Barreiro

Miércoles, 15 de noviembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Más de la mitad de los vehículos que se vendieron el mes pasado en España fueron híbridos o totalmente eléctricos. Las restricciones de entrada al centro de las ciudades a los coches con motores contaminantes han despertado el interés de muchos conductores por modelos más respetuosos con el medio ambiente. «La gran ventaja para los propietarios es que no tienen que estar pendientes de las limitaciones de circulación impuestas por los diferentes ayuntamientos, además de colaborar en la reducción de gases contaminantes», coinciden los expertos en motor. Ahora bien, a la hora de hacer números no solo hay que fijarse en el precio de venta de estos coches –generalmente más caros que los de combustión– sino también en los 'extras': consumo, tarifa de las reparaciones, piezas... y el seguro.

Al igual que el resto de vehículos que circulan por las carreteras, «los híbridos y eléctricos están obligados a tener al menos un seguro de responsabilidad civil que cubra los daños de otro en caso de accidente. A partir de ahí, el propietario puede escoger el mismo tipo de póliza que se contrata para los de gasolina o diésel: a terceros, terceros ampliado, a todo riesgo con o sin franquicia...», explican en el RACE.

Al margen del tipo de seguro, los coches eléctricos tienen una serie de características que hacen indispensable incluir ciertas coberturas que no son necesarias en los vehículos de combustión y que los nuevos propietarios deberían contemplar como, por ejemplo, el robo del cable de carga, «un accesorio que no es precisamente barato y que suele variar en función de los modelos». En estos casos, también resulta muy interesante tener cubierta la asistencia en viaje «para que te remolquen hasta la electrolinera más cercana si te quedas sin energía; el mantenimiento y reparación de la estación de carga doméstica, además de las coberturas comunes a otros vehículos: rotura de lunas, incendio, robo, defensa jurídica...», añaden.

  • 77.892 vehículos se vendieron en España en octubre, el 52% eléctricos e híbridos.

En cuanto al precio de las pólizas, uno de los aspectos que más preocupa a los potenciales compradores, es que las de los coches eléctricos e híbridos suelen ser más caras que las de los tradicionales. Según un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en el que se analizan los precios ofertados por 23 compañías para asegurar un coche de gasolina (Seat Leon XS), un híbrido no enchufable (Hyundai Ioniq) y uno eléctrico (Citroën ë-C4) a todo riesgo, «las del híbrido son un 15% más caras de media que las primas del coche de combustión, mientras que en el caso del eléctrico, el sobrecoste respecto al de gasolina alcanza el 17% de media».

Diferencias de 1.300 euros

Aunque algunas de las compañías analizadas cobran menos por asegurar los modelos más respetuosos con el medioambiente que el de gasolina, la tendencia general es la contraria, una circunstancia que llama la atención de la OCU. «El sobrecoste en la cuota del seguro se puede justificar en los coches eléctricos por el elevado precio de la reparación de las baterías en caso de siniestro (en algunos casos puede llegar a alcanzar los 30.000 euros), pero no se sostiene para los híbridos no enchufables, puesto que el precio de la pila apenas alcanza los mil euros».

Para la OCU, estas diferencias en el precio de las pólizas suponen «otro freno más a la demanda de coches eléctricos e híbridos enchufables, que ya viene lastrada por el mayor precio de venta de estos modelos frente a los de combustión, el problema de la falta de puntos de recarga, sus costes adicionales y la autonomía, lo que, en la práctica, supone un obstáculo a la transición hacia la descarbonización del transporte en vehículo privado».

Lo que también ha detectado la OCU en este estudio son diferencias de precio de hasta 1.300 euros por una misma póliza en función la aseguradora. Un ejemplo: el presupuesto de dos de las compañías para el modelo de gasolina (sin franquicia y para un conductor con más de diez años de carné y sin siniestralidad previa) es de 1.601 euros en un caso y de 404 en el otro, mientras que la diferencia en la cuota del híbrido pasa de 1.616 euros a 397, y de 1.762 a 417 en la prima del eléctrico.

Factores que influyen en el precio de las pólizas, según el RACE

  • Según el tipo de conductor

    Accidentalidad, multas acumuladas, puntos que conservas del carné de conducir, edad del conductor (los menores de 25 años pagan más en la prima), experiencia, lugar de residencia (si vives en una zona peligrosa, la póliza se incrementa por riesgo de robo) y empleo (algunas aseguradoras aumentan la prima si el conductor tiene un trabajo que suponga mucho estrés o si hace muchos kilómetros).

  • Según las características del vehículo Modelo (varía en función de si es deportivo, todoterreno, utilitario...), extras: llantas de aleación, cristales tintados... ciertos elementos aumentan la prima, color (el precio del seguro es mayor si el vehículo es amarillo o rojo), potencia y cilindrada (el criterio es el mismo que con los extras: cuantos más caballos tenga el coche , más cara será la póliza), aparcamiento (si 'duerme' en la calle pagarás más), año de matriculación (no es lo mismo uno nuevo que uno viejo de segunda mano) y sistema antirrobo (este 'extra' te ayudará a rebajar las cuotas).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios