Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de julio
Fregar a mano o con lavavajillas... ¿Qué sale más barato?

Fregar a mano o con lavavajillas... ¿Qué sale más barato?

Un experimento realizado por la OCU determina una de las opciones cuesta 0,39 céntimos y otra 0,50 por lavado, ¿es la que todos pensamos o no?

Solange Vázquez

Martes, 29 de agosto 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En cuanto a hábitos de limpieza y pequeñas tareas domésticas hay mucha leyenda urbana y falsas creencias que han arraigado a lo largo de décadas y pasan de una generación a otra. Posiblemente, si en nuestra casa hemos oído siempre que fregar con lavavajillas es más caro que hacerlo a mano, no pondremos en duda esta 'verdad' e incluso usaremos en ocasiones este electrodoméstico con cierta culpabilidad, porque sabemos que nuestros mayores lavan muchas veces los cacharros tirando de estropajo para... ¿ahorrar? Pues bien, un experimento realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nos saca de dudas y nos revela qué método es más barato.

«En consumo y gasto de agua es mejor el lavavajillas por goleada; puedes gastar cinco veces menos. El ahorro exacto dependerá del precio del agua en la localidad en la que vivas, ya que puede variar bastante», señalan los portavoces de la entidad. ¿Y en cuanto al gasto de energía (teniendo en cuanta que se precisa agua caliente para dejarlo todo bien limpio)? «El consumo de energía con el lavavajillas es más o menos la mitad. Pero el ahorro depende de si calientas el agua para fregar a mano con gas, en cuyo caso el coste es muy similar al del lavavajillas, o con termo eléctrico, que cada lavado te cuesta más del doble», añaden las mismas fuentes. Tal y como apuntan, calentar el agua se lleva la mayor parte del consumo de energía: al precisar menos agua más, el gasto del lavavajillas también es más bajo, entre un 50 y un 70% menos de energía que lavar los platos a mano. Estas conclusiones están avaladas también por un estudio de los científicos de la Universidad de Bonn (Alemania), que han determinado que los lavaplatos modernos analizados en todos los países europeos utilizan menos agua y energía que si lavamos a mano. Solo hay un caso en que realizar la tarea manualmente puede ser más ventajoso económicamente: si usamos agua fría o templada y no dejamos que corra el agua del grifo.

Tras realizar una suma de costes comparando un lavado a mano y otro con lavavajillas (con el detergente más económico e incluyendo el coste del electrodoméstico desglosado por lavado), la OCU determina que un fregado con lavavajillas cuesta 0,39 céntimos y uno manual -con termo eléctrico- 0,50. Estos son los cálculos clave realizados por la entidad.

EN EUROS

  • Agua Lavavajillas: De 10 a 15 litros de agua por ciclo. Equivale a 0,01749 euros. A mano: En torno a 60 litros de agua para dos fregaderos llenos. Equivale a 0,10491 euros.

  • Energía Teniendo en cuenta un precio de la electricidad de 0,15 euros/kWh (PVPC medio de julio 2023), y un precio de gas de 0,06 euros/kWh, según los consumos anteriores tendríamos estos costes: En el lavavajillas: 1 kWh x 0,15= 0,15 euros de electricidad A mano con termo eléctrico: 2,5 kWh x 0,15 = 0,375 euros de electricidad. A mano con calentador de gas: 2,8 kWh x 0,06 = 0,168 euros de gas natural.

«Si lavas los platos a mano y tu agua se calienta con gas natural, lavar con el lavavajillas en el programa eco te sale más barato, pero el ahorro es pequeño. Pero cuidado, porque si utilizas el programa principal del lavavajillas, el ahorro se puede esfumar y salirte hasta un 60% más caro. ¿Lavas los platos a mano y el agua se calienta con un calentador de agua eléctrico? En este caso, el programa eco del lavavajillas es un 65% menos costoso en términos de energía y te ahorraría mucho dinero», matizan desde la OCU. Otra ventaja del lavavajillas, añaden, es que el lavado resulta más higiénico que hacerlo a mano. La elevada temperatura que se alcanza en el interior del lavavajillas elimina las bacterias que pueden generar los restos de comida. Además, la presión que alcanza un chorro impulsado a máquina es mayor que con el lavado a mano.

Método de 'los dos lavados': ahorrar fregando a mano

Aún así, si no tienes espacio para instalar un lavavajillas, también puedes ahorrar fregando a mano. Un estudio de lavado de platos realizado en 2020 por la Universidad de Michigan calculó que la forma más eficiente de dejar los platos limpios es el 'método los dos lavados': Quita los restos de comida de la vajilla. Llena el fregadero con agua caliente jabonosa. Por cada 5 litros de agua, añade 5 ml de detergente, el equivalente a una cucharilla de café. Si tienes un fregadero con doble seno, llena el otro con agua caliente o fría. Si no dispones de doble seno, utliza un barreño de plástico. Deja los platos sucios un rato en remojo en el agua caliente y después frótalos con un estropajo. Empieza por la vajilla menos sucia y limpia al final las ollas y sartenes. Para evitar que te cortes, friega los cuchillos de manera independiente sin sumergirlos en el agua jabonosa donde te será difícil verlos. Pasa la vajilla al otro seno y enjuágala en el agua limpia, cambiando el agua si es necesario.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios