FRAN SALVADOR

¿Qué convierte un libro en un 'best seller'?

Suelen ser novelas, 'thrillers' más que otra cosa

Gerardo Elorriaga
GERARDO ELORRIAGA

La faja que envuelve el libro habla de cinco, diez, ¡quince ediciones! El éxito de ventas de la novela queda en evidencia con la torre de ejemplares que adorna el escaparate; al lado, la foto del autor, pletórico por el triunfo. Son los 'best seller', los super ventas Pero, ¿qué hace de un título un 'best seller'? ¿Que es asequible, que capta fácilmente la atención del lector gracias a su estilo y vocabulario sencillos, que se escribe ya con vocación de convertirse en un éxito... Cómo se hace eso?

¿Cuántos ejemplares hace falta vender para ser un superventas?

Acudimos al mercado norteamericano para calibrar las dimensiones de lo que significa ser un superventas al otro lado del Atlántico. Allí, para alcanzar este estatus exigen cifras de entre 5.000 y 10.000 ventas en una sola semana o, al menos, 40.000 en un año, aunque también existen diferencias en función del género.

Pero en nuestro país esos números no son realistas, obviamente. No quiere poner cifras Gonzalo Albert, director literario de Suma de Letras y de ficción de la editorial Plaza&Janés. «Todo depende de las expectativas. Cuando un libro arranca bien, intuyes cosas, pero hay muchas fluctuaciones y no lo medimos así», explica. «El 'best seller', dice, lo hace el 'boca oreja', por mucho que las firmas se empeñen en generarlo. A veces es inmediato, pero, en otras ocasiones, sucede un año después de publicarse o con el quinto libro de un autor».

¿'Best seller' y calidad van unidos o son términos que están reñidos?

La agente literaria Virginia López-Ballesteros establece una clasificación en función de la calidad de los títulos que alcanzan unas ventas estratosféricas. En el escalón más bajo, la agente sitúa «los libros de mala calidad para gente que solo acude a las pilas de 'best sellers' para leer algo en vacaciones o en algún rato de ocio». Y un escalón por arriba coloca a esas «novelas de autores desconocidos que, de repente, empiezan a venderse como churros ante el asombro de los propios editores, que enseguida les fuerzan a escribir rápidamente un segundo título para aprovechar el tirón del primero».

En el otro extremo estarían «aquellas obras de gran valor literario y de cualquier género que se venden muchísimo pero que no consiguen llegar a esas cifras de ventas que lucen los 'best sellers'. Explica la experta que en estos casos el autor empieza siendo un desconocido, se va ganando poco a poco a su público, sigue escribiendo y ganando lectores y ventas de manera gradual hasta convertirse en alguien de renombre, muy codiciado, pero también respetado por los editores, que le dejan trabajar sin presión. «Hay muchísimos casos. Por ejemplo, Fred Vargas, poco conocida en España, pero que arrasa en su país natal, Francia, y también en Alemania y otros sitios».

Fernando Valls, presidente de la Asociación Española de Críticos Literarios, opina: «Que un libro adquiera la categoría de 'best seller' no tiene nada que ver con su calidad literaria, frente a lo que se ha repetido en múltiples ocasiones. Que un público muy amplio adquiera o lea ciertos libros no añade nada a su calidad intrínseca», insiste el experto.

A su juicio, los libros literarios no son ni mejores ni peores porque se vendan más o menos, «pues su calidad y excelencia, su novedad y ambición se miden por otros rasgos distintivos que aprecian los buenos lectores para decidir sobre su verdadera entidad literaria».

¿Hay géneros más proclives al éxito comercial que otros?

La ficción parece gozar de mejores mimbres para el mercado masivo, coinciden los especialistas. «Casi siempre es una novela», confirma Fernando Valls, y menciona excepciones como 'El infinito en un junco', de Irene Vallejo, con más de 400.000 ejemplares vendidos y numerosas ediciones en otras lenguas. «Una excepción que nos alegra, como lo fue antes 'El mundo de Sofía', de Jostein Gaarder».

Algunos géneros literarios funcionan mejor que otros, en opinión de Gonzalo Albert. El 'thriller' parece mejor posicionado, pero tampoco se hallan mal situadas la novela romántica y la novela histórica de evasión. «También hay libros como 'Patria' que rompen la regla», alega, y señala que la clave reside en «tocar la emoción» y llegar a gente que habitualmente no lee, gente que no tiene la lectura entre sus principales actividades de ocio. «Otra circunstancia que influye es lo novedoso, como sucedió con 'La magia del orden', de Marie Kondo, que recurrió a temas que se habían abordado apenas, como el orden doméstico y la espiritualidad».

¿Existe un perfil del escritor de 'best sellers'?

No en opinión del editor. Aunque reconoce que son «autores 360º que saben contar historias, pero también buenos comunicadores que saben dónde está su público». El especialista habla del caso de Juan Gómez Jurado, uno de los mayores vendedores del mercado español, al que alaba por su tesón y capacidad para llegar al público a través de sus conocidos 'podcasts'. Pero, en contra de lo que pudiera parecer, «ese seguimiento o la fama de los periodistas televisivos no necesariamente implica vender más libros. Tampoco creo que se puede pasar de la nada a arrasar en redes sociales».

¿Podemos ir preparando una novela de suspense para triunfar este verano?

Las editoriales buscan lo que más venda y, aunque ahora los libros nos cuentan que hubo un crimen inexplicable en cada comarca, valle y aldea de este país, los expertos nos recuerdan que también se produjo el 'boom' de la novela histórica, la romántica, de la Segunda Guerra Mundial y de libros sobre la guerra civil. «El proceso de editar es lento y seguir una tendencia es peligroso», advierte Albert. «Lo que hay que buscar es talento y una voz propia. En cualquier caso, no hay fórmulas para conseguir el éxito».

Temas

libro