Una empleada del hogar roba 44.000 euros y joyas

La detención se produjo después de que una mujer, de 88 años de edad, interpusiera una denuncia en la que informaba de que tras recuperarse de una enfermedad grave, se había dado cuenta de que le faltaban numerosas joyas y dinero.

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN

La Policía Nacional detuvo el pasado lunes a T.C.S.A. de 30 años y con antecedentes policiales, como presunta autora de un delito de hurto a una mujer, de 88 años, a la que cuidaba en el barrio de la Vega de San José, en Las Palmas de Gran Canaria. Durante un año la joven le fue sustrayendo numerosas joyas y dinero, que guardaba en una veintena de sobres para repartirlo entre sus sobrinos, por un total de 44.000 euros. Se aprovechó de que la víctima estuvo un año convaleciente de una grave enfermedad para cometer los hurtos. Fue al ir a repartir la herencia con sus sobrinos cuando se dio cuenta de lo sustraído.

La investigación policial pudo determinar que la arrestada había trabajado en otras viviendas de la isla, donde sustrajo joyas y objetos en al menos 8 de ellas, vendiendo el botín en distintas tiendas de segunda mano y en otras de compraventa de oro ubicadas por toda la isla para evitar ser sorprendida. Los agentes no descartan que la detenida haya cometido más delitos de hurtos en otras viviendas en las que trabajó limpiando.