Tres detenidos y un imputado por agredir a un taxista para robar recaudación

20/11/2018

La Policía Nacional ha detenido a tres personas e imputado a una cuarta por un presunto delito de robo con violencia y lesiones, después de que intentasen robar la recaudación de un taxista en Tenerife, al que agredieron y causaron heridas en la cabeza.

Según indica la Policía Nacional en un comunicado, los detenidos son dos hombres y una mujer de 18, 21 y 22 años respectivamente, los dos últimos con antecedentes policiales, y se ha imputado a un cuarto hombre de 25 años de edad, con antecedentes policiales, por la presunta autoría de un delito de robo con violencia y otro de lesiones cometido en Santa Cruz de Tenerife.

Estas personas presuntamente agredieron e intentaron robar el dinero de la jornada de trabajo al conductor del taxi que les transportaba desde el Aeropuerto Reina Sofía a Santa Cruz.

Ante la imposibilidad de conseguir dinero en metálico, tomaron el teléfono móvil del taxista y un juego de llaves del vehículo y como consecuencia de la violencia sufrida, la víctima ha recibido cinco puntos de sutura en la cabeza.

Los hechos se produjeron cuando el taxista, que transportaba a los presuntos autores desde el Aeropuerto Reina Sofía, al dudar sobre si sería pagada la carrera, les indicó que en caso de que no pagaran daría media vuelta, marchándose de Santa Cruz y dejándoles donde les cogió.

En ese momento, uno de los ocupantes del taxi accionó repentinamente el freno de mano del coche y, una vez parado, los ocupantes del vehículo comenzaron a agredir al taxista propinándole puñetazos y patadas.

Uno de ellos llegó incluso a bajar del vehículo, coger una piedra de grandes dimensiones y lanzársela al taxista, provocándole una herida abierta en la cabeza que requirió de cinco puntos de sutura.

Durante la agresión solicitaban sin cesar la recaudación de la jornada de trabajo de la víctima, que no lograron obtener dado que esa era la primera carrera que realizaba en la jornada y antes de marcharse del lugar, los agresores tomaron el teléfono móvil y las llaves del vehículo de la víctima, que se encontraba conmocionada por la agresión, añade la Policía.