Tras matar a su vecina se fue al sur con una mujer

14/06/2019

Tras cometer el homicidio, el presunto autor se marchó al sur a pasar el fin de semana con una mujer. Fue detenido el domingo en la estación de guaguas de San Telmo con parte de lo robado.

El hombre, de 55 años, detenido en la tarde del pasado domingo en la estación de guaguas de San Telmo como presunto autor de la muerte de una mujer, de 61 años, y del robo violento de sus joyas ingresó el miércoles en prisión provisional, comunicada y sin fianza, según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TJSC). El crimen tuvo lugar en la tarde del pasado jueves en la vivienda de la víctima, con la que mantenía el acusado una amistad, ubicada en la Calle Dean Rodríguez Bolaños del barrio de Escaleritas en Las Palmas de Gran Canaria.

El hombre confesó ante los agentes, testimonio que ratificó ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas, haber matado el pasado jueves 6 de junio a su amiga tras una discusión, golpeándola con un objeto contundente del que se deshizo posteriormente tirándolo a un contenedor de basura en la calle. Así mismo indicó a los policías nacionales que le robó las joyas a la fallecida.

El cuerpo no fue localizado hasta la tarde del sábado, dos días después del crimen, cuando el hijo de la fallecida acudió a su casa ante la falta de noticias suyas en dos días. Al acceder a la vivienda, cuya puerta no se encontraba forzada, el hijo de la víctima encontró el cuerpo sin vida de su madre con evidentes signos de violencia, por lo que dio aviso inmediato a la Policía Nacional.

Hasta el lugar se desplazaron distintas unidades policiales que comprobaron los hechos y confirmaron que faltaban numerosas joyas propiedad de la fallecida, algunas que incluso llevaba puesta de forma que habitual.

Al no presentar signos de forzamiento la entrada de la vivienda ni el desorden habitual en una escena de robo, los agentes sospecharon de inmediato del círculo más cercano a la mujer, poniendo el foco especialmente en un amigo de la víctima que la visitaba regularmente.

Los agentes tuvieron constancia de que dicho sospechoso se encontraba pasando unos días junto a una mujer en sur de la isla, por lo que procedieron a estrechar el cerco sobre él.

Horas después del hallazgo del cuerpo, en torno al mediodía del pasado domingo, fue interceptado en la estación de guaguas de San Telmo de la capital grancanaria, portando una bolsa de deportes en el momento de su localización. Dentro de la misma los agentes encontraron numerosas joyas de la víctima, algunas de ellas con inscripciones que no dejaron duda de que eran suyas.

Ante todas las evidencias, la Policía Nacional procedió a su detención como presunto autor de un delito de homicidio y robo. Los agentes comprobaron que parte de las joyas robadas a la víctima ya habían sido vendidas en una tienda de segunda mano.