Salvan a una recién nacida abandonada en una selva de Tailandia

La bebé arrancó a llorar cuando los aldeanos intentaron desenredarla de la maleza que cubría su cuerpo. Tenía todo el cuerpo picado por los insectos y cubierto por gusanos.

CANARIAS7

Según narra el medio estadounidense New York Post, un grupo de hombres que se encontraba recolectando caucho de los árboles realizó el hallazgo el pasado 19 de diciembre. Escucharon un llanto agudo y se acercaron al lugar.

La bebé estaba desnuda, solo la cubrían restos de hojas de plátano y gusanos que caminaban por todo su cuerpo.

Sus rescatadores no quisieron arriesgarse a tocarla, por lo que llamaron a las autoridades.

Asistidos por un grupo de sanitarios, la trasladaron al Hospital Khao Phanom que está varios kilómetros de distancia y allí fue atendida por los médicos que detectaron que sufría una fuerte deshidratación debido a las altas temperaturas de la zona.