Alena P. A, la menor desaparecida. / CENTRO NACIONAL DE DESAPARECIDOS (CNDES)

Orden europea de detención para la madre que se llevó a su hija de dos años, en Tenerife

La mujer está siendo investigada por sustracción parental por el Juzgado de Instrucción número 3 de Güímar

EFE

El Juzgado de Instrucción número 3 de Güímar ha dictado una orden europea de detención de una madre investigada por sustracción parental, medida que había desestimado a principios de mes ante el compromiso de la mujer de viajar de regreso a Tenerife con la niña.

El dato ha sido confirmado por la asociación SOS Desaparecidos, que ha vuelto a activar la alerta en la que detalla que Alena P.A. tiene dos años, pelo rubio y largo y ojos marrones.

El periódico El Día detalla que, en el mismo auto, la juez ha procedido a retirarle la custodia a la madre a raíz de que no regresara a Tenerife el pasado día 12, tal y como se había comprometido.

Este fue uno de los motivos por los que la magistrada desestimó la petición del padre de que dictara una euroorden y le retirara la custodia de la niña.

En aquel auto, concluía que no había «un riesgo objetivo y real para la menor», sobre quien se constató, a través de un vídeo, que se encuentra «acompañada de su madre» y que está «bien y cuidada», y no en situación de desamparo.

Además, la madre esgrimió un billete de vuelta, para ella y la niña, de Barcelona a Tenerife, programado para el 12 de agosto, y transmitió al juzgado su intención de entregar a la menor al padre al inicio de su periodo vacacional de este mes.

Todo esto revelaba entonces «una ausencia de peligro real sobre el bienestar y salud de la menor, así como la inexistencia de reiteración delictiva», razonaba en su auto la jueza, quien con todo decretó como medida cautelar la anulación del pasaporte de la niña una vez regrese a Tenerife y la prohibición de salida de la isla de esta.

Además, estableció que la entrega y recogida de la menor tendría lugar en el Punto de Encuentro Familiar de Santa Cruz de Tenerife.

Y por último, advirtió de que si llegado ese día la menor no era reintegrada y retornaba a territorio nacional podrían ser nuevamente interesadas y revisadas dichas medidas, lo que finalmente ha sucedido.