Los inmigrantes son reubicados en la Casa del Marino

04/11/2019

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha anunciado que la Delegación del Gobierno en Canarias trasladará este lunes "a otro centro" a los 38 inmigrantes que han sido alojados este fin de semana en el pabellón deportivo 29 de abril tras haber llegado a la isla en patera.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias han confirmado este trasladado y han precisado que se hará a lo largo de esta jornada siendo el destino temporal de estas personas las instalaciones de la conocida como Casa del Marino, dependiente del Instituto Social de la Marina y transferida al Gobierno canario.

La Consejería de Derechos Sociales de la comunidad autónoma ha cedido al Estado el uso de parte de esta hospedería de la capital grancanaria para la acogida inmediata de inmigrantes y estudia hacer lo mismo en el resto de islas, según ha anunciado en un comunicado la titular del departamento, Noemí Santana, tras visitar estas dependencias, donde Cruz Roja se encargará de atender a sus ocupantes temporales.

Preguntado por este asunto en la presentación de la décima edición del Festival del Manga, el regidor de la capital grancanaria ha afirmado que el Consistorio "no era competente en la materia pero, como los habían trasladado a la ciudad, con ayuda de Cruz Roja y de Cáritas, puso a disposición de la Delegación del Gobierno en Canarias un lugar donde estas personas pudieran pasar este puente".

El lugar habilitado temporalmente por el Ayuntamiento para dar cobijo a estas personas durante este fin de semana fue el pabellón deportivo situado en el barrio de Schamann, ha explicado Hidalgo, quien ha recalcado que la Delegación del Gobierno en Canarias se comprometió a que serían trasladadas a otro lugar.

El alcalde ha insistido en que este espacio deportivo "no está preparado para acoger gente", hecho al que se suma que este lunes se reanudaban las actividades infantiles y suspenderlas sería un trastorno", si bien ha añadido que, como "hay prioridades", si estas actividades "tenían que suspenderse para continuar con el alojamiento de los inmigrantes, esta acción se hubiese llevado a cabo".

"No es nuestra responsabilidad pero, lógicamente, no íbamos a estar impasibles viendo cómo había gente en la ciudad deambulando y pidiendo comida", ha añadido para asegurar que el Ayuntamiento "pondrá a disposición los recursos que sean necesarios" para este colectivo, tal y como "hace con los ciudadanos y vecinos" de Las Palmas de Gran Canaria.

El regidor ha informado de que las instalaciones municipales que se ultiman en el barrio de El Polvorín para usar ante catástrofes naturales o colapso de infraestructuras "podrían utilizarse en situaciones como éstas", aunque ha asegurado que "en muy brevísimo espacio de tiempo va a estar operativo el CIE de Barranco Seco".