La compañía asume la gestión del incendio

El buque británico MV Chesire navega a la deriva al sur de Gran Canaria, después de que este lunes sufriera una combustión de su carga y sus 24 tripulantes fuesen evacuados cuando se encontraba a 60 millas de la localidad de Arguineguín (Gran Canaria), ha informado hoy Salvamento Marítimo.

El buque británico MV Chesire navega a la deriva al sur de Gran Canaria, después de que este lunes sufriera una combustión de su carga y sus 24 tripulantes fuesen evacuados cuando se encontraba a 60 millas de la localidad de Arguineguín (Gran Canaria), ha informado hoy Salvamento Marítimo.

La empresa dueña del barco, Bibby Line Limited, que transporta fertilizante, informa que el carguero registró una fuerte subida de temperatura en una de sus bodegas, lo que motivó la evacuación de la tripulación.

La compañía, que ha asumido directamente la gestión de la crisis, ha emitido un comunicado oficial en el que explica los acontecimientos de las últimas horas y la situación del barco.

«Bibby Line Limited, propietaria del carguero MV Cheshire de 56.597dwt (toneladas de peso muerto) informa que el buque está experimentando temperaturas elevadas en las bodegas 4 y 5.

El buque está cargado con un fertilizante cuya base es nitrato de amonio y está cubriendo el trayecto desde Noruega hasta Tailandia, donde hará la descarga.

El buque llegó aproximadamente a las 15.00 horas del día 13 de agosto a una posición segura a 45 millas náuticas de la costa sur de Gran Canaria, donde estaba prevista una parada para cargar combustible. Se avisó inmediatamente de la situación a las autoridades portuarias de Las Palmas y ellos ofrecieron prestar toda la asistencia necesaria al buque.

El fabricante de la carga también ha ofrecido asistencia y ha enviado un representante a Las Palmas para dirigir el enfriamiento de la carga.

Desafortunadamente la temperatura en la bodega número 4 subió a un nivel suficientemente alto para causar daños a la cubierta de la escotilla y se va a utilizar una compañía especializada en salvamento para proveer recursos para el enfriamiento de la carga. Se ha contratado a Resolve Marine para atender al buque y resolver el problema de la carga.

El equipo de Resolve Marine llegará al buque esta mañana, 15 de agosto, pero mientras tanto la tripulación del Cheshire fue evacuada ayer por la tarde debido a que hay vientos muy ligeros que no desplazan los humos fuera del barco. Una lancha de salvamiento SESEMAR está con el buque y se ha dejado una escalera de acceso. El buque se deriva en dirección sur fuera de la tierra. La tripulación está bien y fuera de peligro».