Guardia Civil

Investigados por maltrato animal en Las Palmas de Gran Canaria

Solicitaron ayuda económica en redes sociales para darle atención veterinaria a un perro que terminó falleciendo, al no prestarle la asistencia sanitaria necesaria

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El SEPRONA de la Comandancia de Las Palmas, ha investigado el pasado día 17 de marzo a dos personas relacionadas con una asociación de protección de animales, por la presunta autoría de un maltrato animal, al solicitar dinero en redes sociales para dar atención veterinaria sin que esta se prestara de forma real.

Por su parte, fuentes del colectivo niegan la mayor, aseguran que el dinero que se recaudó se gastó en la salud del animal y que, de hecho, murió en un hospital veterinario. «Tenemos incluso la factura y la hemos aportado», se quejan, todavía sorprendidos por el contenido del comunicado emitido por la Guarda Civil. Atribuyen la denuncia a otras protectoras.

Esta investigación de la que informa la Guardia Civil dio comienzo gracias a la colaboración ciudadana, que puso en conocimiento del SEPRONA estos hechos a finales del año pasado, pudiendo comprobar como los responsables de una asociación de protección de animales ubicada en Las Palmas de Gran Canaria, que habitualmente se dedica a recoger animales abandonados y gestionar adopciones, realizó una serie de publicaciones de mensajes en redes sociales con imágenes de un perro para el cual se solicitaba ayuda económica para recibir de forma vital asistencia veterinaria.

Sin embargo, el animal terminó falleciendo, motivo por el que el SEPRONA realizó las pesquisas oportunas para comprobar como la asistencia sanitaria no se le había prestado en tiempo y forma real. Además tampoco acreditó de forma oportuna que se realizaron las gestiones para proporcionar el tratamiento veterinario, a pesar de que recibieron donaciones a través del sistema BIZUM de numerosas personas que quisieron colaborar voluntariamente con esta asociación.

Por todo ello, se procedió a su investigación por la presunta autoría de un delito de maltrato animal, quedando las diligencias realizadas a disposición judicial de los correspondientes juzgados de Las Palmas de Gran Canaria.