Imagen de parte de las heridas causadas

Un grupo de menores le pega una paliza a un joven en Mogán

La víctima, de 27 años, recriminó a un grupo de más de ocho jóvenes que molestaban a unas chicas en una plaza de Mogán

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN Las Palmas de Gran Canaria

Eran sobre las 19.15 horas del pasado miércoles 9 de diciembre cuando el joven Kevin L. vio como un grupo de unos 10 jóvenes, de origen magrebí, increpaban y molestaban a dos chicas en la plaza en una zona turística del municipio grancanario de Mogán. El joven, que suele ir todas las tardes a pasear por la zona no dudo en acercarse y recriminarles su actitud hacia las jóvenes pidiéndoles que dejaran a las chicas tranquilas. «Eso no se hace», les dijo al grupo de jóvenes, al parecer menores de edad.

En ese momento, según el relato de un familiar de la víctima, uno de ellos se encaró y le retó a pelearse. Se abalanzó sobre él y comenzó a golpearle. En un momento dado, se unieron a la agresión el resto de jóvenes, que estaban de excursión por la zona junto a una monitora, y comenzaron a darle golpes por todo el cuerpo sin que Kevin pudiese defenderse. «Se tiraron sobre mi hermano mientras uno de ellos gritaba 'mátalo, mátalo'», afirma Ayoze León, hermano de la víctima que trabaja a escasos metros del lugar de la agresión.

Mientras le agredían los jóvenes aprovecharon para robarle la cartera, el móvil y las llaves de su casa y del coche. Todo bajo la mirada de una monitora que acompañaba a los presuntos agresores y que no intentó frenar la agresión. Tras varios golpes los menores dejaron el lugar de la agresión, en su huida la víctima les siguió para pedirles que le devolvieran sus pertenencias. El mayor del grupo, que comenzó presuntamente la agresión, le devolvió el móvil y la cartera en la que faltaba el permiso de conducir de la víctima. Tampoco le devolvieron las llaves, asegurando que se habían quedado en el lugar de la agresión.

Imagen de las heridas causadas

El joven fue primeramente traslado al centro de salud de la zona antes de ser trasladado en una ambulancia al Hospital San Roque Meloneras, en San Bartolomé de Tirajana, donde permanece ingresado recuperándose de las policontusiones por todo el cuerpo, erosiones y dos fracturas en la columna sin desplazamiento ocasionadas por los múltiples golpes recibidos.

La Guardia Civil está investigando los hechos, tras la denuncia presentada por el agredido. Según confirman fuentes del instituto armado investigan un presunto delito de lesiones.

Los familiares del joven agredido añaden que la situación en el sur de Gran Canaria está empeorando desde hace semanas con episodios como el vivido por el joven el pasado miércoles. «Deben de tomar cartas en el asunto. Un día pasará una desgracia», comenta Ayoze.