Fallece un parapentista tras caer en una playa en Lanzarote

    Cargando reproductor ...
28/01/2020

La víctima, de 40 años, entró en parada cardiorrespiratoria de la que no pudieron sacarle los efectivos de emergencia. El deportista se precipitó en una zona de complicado acceso

Un parapentista, de 40 años, falleció en la mañana de este martes tras perder el control de su parapente y precipitarse en Playa Blanca, entre las playas de la Arena y del Pozo, en el municipio lanzaroteño de Yaiza. Según confirmaron fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias a las 11.16 horas recibían una alerta informando de la caída de un parapentista en la citada playa.

Al lugar se desplazaron personal del Consorcio de Seguridad, Emergencias, Salvamento, Prevención y Extinción de incendios de Lanzarote, voluntarios de Protección Civil de Yaiza, agentes de la Policía Local del citado municipio, miembros del Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Guardia Civil junto al helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) y dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), una de soporte vital básico y otra medicalizada.

Los efectivos de Protección Civil accedieron hasta el lugar donde había caído el afectado en un vehículo todoterreno por un camino sin asfaltar y ligeramente complicado para el tránsito.

Tras constatar que se encontraba en parada cardiorrespiratoria, comenzaron a practicarle las maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas hasta la llegada del helicóptero del GES.

Una vez inmovilizado e izado hasta la aeronave por uno de los rescatadores, con ayuda de los efectivos del GIR y del Consorcio de Emergencias, se procedió a su traslado hasta la helisuperficie próxima al parque de Bomberos de Arrecife, trayecto durante el que continuaron realizándole las maniobras de reanimación en su estadio avanzado. Pese a los esfuerzos, no consiguieron revertir la parada sufrida por el deportista, confirmando su fallecimiento. La Guardia Civil se encargó de custodiar el cuerpo hasta la llegada de la autoridad judicial que decretó su levantamiento. Los agentes también se encargaron de las diligencias. Es el primer parapentista fallecido tras sufrir un accidente en lo que va de año en las islas.