Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 25 de febrero
Imagen del edificio donde ocurrieron los hechos. Juan Carlos Alonso
Fallece tras pelearse con su hermano en La Matula

Fallece tras pelearse con su hermano en La Matula

Tribunales ·

La autoridad judicial decreta la libertad provisional del investigado después de que la autopsia determinase que la causa de la muerte fue un edema cerebral ajeno a la agresión

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 18 de enero 2024, 12:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un varón que responde al nombre de José Antonio P. R. falleció la tarde-noche del pasado lunes después de haberse peleado con su propio hermano dentro del domicilio de éste último en el barrio de La Matula, en la capital grancanaria. Inicialmente, el morador de la vivienda de nombre Francisco Javier P.R., fue detenido y trasladado a los calabozos de la Policía Nacional al existir la posibilidad de que se hubiera producido una muerte violenta, pero el informe preliminar de autopsia determinó que la víctima perdió la vida como consecuencia de un edema pulmonar sin relación alguna con los golpes recibidos durante la riña.

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Las Palmas de Gran Canaria decretó la puesta en libertad de forma provisional de Francisco Javier P. R., a falta de que se sigan realizando las diligencias oportunas como, entre otras, la declaración del propio investigado. Por ahora, solo se le investiga por un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron el lunes en la calle Hermanos Toledo Suárez, dentro del domicilio donde reside el investigado, de 65 años. Al parecer y según fuentes de la investigación, los dos hermanos mantenían un litigio que tenía como eje central la titularidad del domicilio que recibieron en forma de herencia, por lo que las discusiones entre ambos eran habituales.

A esto hay que añadir que la víctima -de 57 años y que no vivía en esa casa- tenía diagnosticada esquizofrenia y era consumidor habitual de sustancias estupefacientes.

En este contexto, el lunes por la tarde el fallecido fue a la casa de La Matula y accedió al interior por una ventana. Al encontrarse con Francisco Javier, ambos empezaron a discutir hasta que las palabras se transformaron en agresiones mútuas. En un momento dado, la víctima se separó y entró en una de las habitaciones mientras que su hermano se quedó en el mismo lugar y empezó a limpiarse la sangre que manaba de las heridas sufridas.

Tras varios minutos y al ver que su hermano no regresaba, el morador de la casa fue hasta la habitación donde se había recluído y se lo encontró tirado en el suelo sin signos vitales. De inmediato empezó a gritar pidiendo auxilio -según manifestaron varios vecinos en calidad de testigos- y llamó al 112, que fue activado a las 22.20 horas.

Al hacer acto de presencia, los sanitarios solo pudieron certificar la muerte de este varón de 57 años.

Los agentes de la Policía Nacional desplazados hasta esta vivienda de La Matula activaron a Grupo de Homicidios y dieron parte del suceso al juzgado que se encontraba en funciones de guardia. A medianoche llegó la comitiva judicial al lugar de los hechos y en esa inspección inicial, ya los forenses advirtieron que no existían indicios claros de que se hubiese producido una muerte violenta.

Francisco Javier P.R. fue detenido y conducido a dependencias policiales y el cuerpo lo trasladaron al Instituto de Medicina Legal de Las Palmas donde se le practicó una autopsia que arrojó un resultado preliminar que cambió la situación por completo: la causa de la muerte de José Antonio P. R. fue un edema cerebral sin conexión alguna con los golpes recibidos durante la pelea con su hermano.

De esta forma, el miércoles y a instancias del Ministerio Fiscal, el magistrado decretó la puesta en libertad provisional de Francisco Javier P.R., investigado de momento solo por un delito de lesiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios