En la imagen, el sospechoso del tiroteo junto a su abogado. / Juan Carlos alonso

Se entrega a la policía uno de los supuestos autores del tiroteo de Jinámar

Se trata de Kilian C., un vecino de Telde que estaba en busca y captura por haber sido el supuesto autor de los disparos que hirieron a dos personas. La policía sigue buscando a su padre José C. que sigue en paradero desconocido

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Kilian C., uno de los presuntos autores de los disparos que hirieron a dos personas en Jinámar el pasado Viernes Santo, se entregó en la comisaría de la Policía Nacional de Telde. Este individuo estaba siendo buscado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado después de que supuestamente atacase junto a su padre José C. -quien aún sigue en paradero desconocido- a un joven de nombre Jonathan Artiles, conocido por Martín, y a Enrique José R. C., alias 'el peluquero' en Lomo de Las Brujas, que fue días después detenido por haber acabado con la vida de su abuela.

Kilian C., de 24 años de edad y, al menos, con antecedentes policiales, fue este miércoles a la comisaría en compañía de su abogado Rafael Jiménez de Oliva, según fuentes de la investigación. Los agentes encargados de este asunto intentaron tomarle declaración, pero se acogió a su derecho a no contestar a ninguna pregunta.

Hay que recordar que estos hechos ocurrieron el pasado Viernes Santo en la zona conocida como Lomo de Las Brujas, en el barrio de Jinámar. Por la tarde se encontraba un grupo cercano a la decena de personas charlando en la calle y, en un momento dado, irrumpió en la zona un Toyota Land Cruiser de color morado del que se bajaron, supuestamente, Kilian y su padre José C. armados con dos escopetas de caza. En ese instante, según fuentes de la investigación, gritaron que dónde se encontraba Jonathan Artiles, alias Martín, y fueron a por él disparándole en tres ocasiones. Dos de los perdigonazos impactaron en su cuerpo -pierna y espalda- y el otro fue al aire. Cuando Martín estaba en el suelo, presuntamente Kilian C. y su padre José C. se acercaron a el y le empezaron a dar golpes con las culatas de las escopetas, por lo que resultó también herido del codo izquierdo ya que intentó cubrirse para defenderse.

El detenido entrando en la comisaría. / Juan carlos alonso

A bocajarro

El mayor de los agresores se retiró del lugar mientras Kilian encañonó a escasa distancia a Martín con el supuesto propósito de volver a dispararle aprovechando que estaba herido en el suelo. En ese momento apareció Enrique José R. C., alias 'el peluquero', y que no había tenido participación en los hechos ya que solo estaba en el parque con el resto de sus amigos, y se puso delante de la escopeta gritando para que pararan y no siguieran disparando. Al final no fue así y se llevó un tiro que le destrozó la mano perdiendo cuatro dedos.

Presumiblemente, Kilian C. pasará este viernes a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Telde -que es el que estará en funciones de guardia-, después de que los agentes de la Policía Nacional lleven a cabo las diligencias correspondientes para esclarecer estos hechos.

Imagen de José 'el negro'. / C7

Su padre, que también es buscado, sigue en paradero desconocido

Kilian C., vecino de San José de Las Longueras en Telde, es la única persona que se ha entregado hasta el momento por el tiroteo de Jinámar, aunque la Policía Nacional sigue buscando a su padre José C., alias 'el negro' a quien testigos presenciales colocan como la segunda persona que disparó con escopetas de caza.