El dueño de un bar se entrega tras atrincherarse en la Cañada Real

El hombre, muy conocido en el poblado chabolista madrileño, se hizo fuerte con un rifle que disparo varias veces para evitar ser desalojado y aseguró que tenía rehenes, lo que luego fue falso

R.C.

Tiroteo en la Cañada Real. El dueño del bar Las Rumanas del poblado chabolista, en el distrito madrileño de Villa de Vallecas, hizo este miércoles saltar las alarmas de la Policía. El hombre se había atrincherado en su negocio para evitar el desalojo. De hecho, llegó efectuar varios disparos antes de entregarse.

Los hechos comenzaron sobre las 14:30 horas, lo que obligó a que la zona fuese acordonada y tomada por la Policía Nacional, la Policía Municipal y un equipo de los GEO, que impidieron la entrada de cualquier persona. De hecho, muchos niños que volvían a sus casas en las rutas escolares, tuvieron que bajarse de los mismos en la vía de servicio de la A3, provocando alguna situación de peligro.

El hombre, muy conocido en La Cañada, había asegurado que tenía rehenes. Un negociador de la Policía Nacional consiguió pasadas las 18:45 horas se entregara sin que se produjeran heridos. En su poder fue ocupado un rifle, pero en el establecimiento no había rehenes.