Detenido por un delito contra la seguridad vial en Vecindario

03/04/2020

Un hombre, de 44 años, sin antecedentes, fue detenido este jueves tras saltarse un control de la Guardia Civil en Arinaga. Fue interceptado por agentes de la Policía Local de Santa Lucía en la calle Adargoma. El coche que conducía carecía del seguro obligatorio.

Agentes de la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana interceptaron en la tarde de ayer en la calle Adargoma, en la localidad de Vecindario a J.M.S., de 44 años y sin antecedentes policiales, que había huido minutos antes en un Renault Twingo de un control policial de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Las Palmas desplegado en la GC-100 en la localidad de Arinaga, en el municipio de Agüimes. Los agentes de la Policía Local le cerraron el paso cortando en seco su huida. Tras él llegaron los agentes de la Guardia Civil que le seguían desde Arinaga.

En el momento de la detención el conductor opuso una fuerte resistencia a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local que lo pararon. Finalmente fue detenido por un delito contra la seguridad vial, otro de resistencia a la autoridad y un tercero de atentado contra la autoridad. El hombre fue conducido a dependencias de la Guardia Civil donde pasara la noche. Este viernes pasará a disposición del Juzgado de Instrucción número uno de San Bartolomé de Tirajana.

En el momento de la detención y durante la huida emprendida a toda velocidad y en dirección contraria el hombre iba acompañado de otro hombre, de 59 años.

Los dos hombres han sido sancionados por incumplir el artículo del Real Decreto 463/2020 que prohibe la circulación salvo a trabajadores de servicios esenciales. A todo esto se suma el hecho de que el coche que conducía carece del seguro obligatorio, según confirmaron ayer fuentes del instituto armado.

Todo comenzó sobre las 17.40 horas de ayer cuando el conductor del Renault Twingo circulaba por la GC-100 al altura del Polígono Industrial de Arinaga, al percatarse de la presencia de un control de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil Las Palmas cambió de marcha, aceleró y emprendió la huida a toda velocidad por la GC-100.

Los agentes al darse cuenta de la maniobra del conductor salieron tras él comenzando una persecución primero por la GC-100, en sentido Sur y luego por la GC-191, pasando por el Cruce de Arinaga, Carrizal y Vecindario. En conductor llegó a circular a gran velocidad, poniendo en riesgo su propia seguridad, la de los agentes del instituto armado que lo seguían y del resto de usuarios de la vía.

En su huida a toda velocidad llegó a circular en sentido contrario al de la circulación. Tras pasar por Carrizal siguió en dirección sur hacia Vecindario donde se adentró en varias calles, en algunas en dirección contraria, hasta que la Policía Local le frenó en la calle Adargoma.