Instalaciones policiales. / C7

Detenido por herir e intentar abusar de una mujer en Arrecife

El arrestado amenazó a los agentes de la Policía Local que le apresaron

CANARIAS7 Arrecife

La Policía Local de Arrecife detuvo en la tarde-noche del martes a un hombre como presunto autor de un delito de agresión sexual después de que la víctima, una joven de 19 años, le identificase en el Hospital Doctor José Molina Orosa donde había sido trasladado previamente el presunto agresor, un hombre de 29 años de nacionalidad marroquí.

Agentes del Grupo Bravo 1 de la Policía Local de Arrecife acudían en torno a las 18,20 horas del martes, a la calle Manolo Millares, tras un aviso de la Sala Operativa de la Comisaría de Arrecife que informaba de una reyerta con arma blanca. En su desplazamiento al lugar de los hechos los agentes interceptaron a un hombre que tenía la cara ensangrentada. La Policía procedió entonces a un cacheo superficial de seguridad, y a solicitar su traslado en ambulancia. Los agentes acompañaron al individuo en la ambulancia dada la actitud agresiva que demostraba, a pesar de las lesiones.

En la misma calle Manolo Millares la Policía Nacional se encontraba atendiendo por su parte a una joven de 19 años que había manifestado ser víctima de una agresión por un hombre que entró por la ventana de su domicilio, y que tras cogerla del cuello procedió a tocarle los pechos y las nalgas, y que le produjo unas lesiones con un cuchillo en la pierna izquierda.

La descripción que realizó la joven a los agentes sobre el presunto agresor, un varón con pantalón militar y una camiseta blanca, coincidía con la persona que había sido interceptada por los efectivos de la Policía Local en la misma calle Manolo Millares y que había sido trasladado al Hospital. En este punto, la víctima coincidió con los agentes de la Policía Local que custodiaban al joven al que auxiliaron y ésta les manifiestó que el varón era el presunto autor de las agresiones que sufrió.

Es en ese momento cuando los agentes de la Policía Local proceden a la detención del presunto agresor, y tras ser atendido lo trasladaron a los calabozos, no sin que el hombre muestre a la puerta de las dependencias policiales una resistencia agresiva, escupiendo a los agentes y profiriendo frases contra los funcionarios, según figura en el atestado policial.