Vista aérea del Laguna Village tras el incendio. / SUR

Detenida una pareja por el incendio que arrasó un centro comercial de Estepona

La Policía Nacional determina que un enganche ilegal al suministro eléctrico causó un pequeño fuego junto al río Padrón

FERNANDO TORRES Málaga

La Policía Nacional ha detenido a dos personas por su implicación en el origen del incendio que calcinó el Laguna Village de Estepona (Málaga). Los arrestados son un hombre y una mujer de 43 y 51 años, respectivamente –de nacionalidad española– y se les considera responsables de los delitos de incendio por imprudencia grave, daños y defraudación en el suministro eléctrico. Así lo ha anunciado este lunes la Policía Nacional, cuyos investigadores concluyen que un fallo eléctrico en un electrodoméstico localizado en un chamizo construido en una zona de campo próxima al río Padrón habría originado el fuego que se propagó rápidamente por el viento.

A esta construcción le llegaba suministro a través de un enganche ilegal a una caseta de la red eléctrica, situado a unos 100 metros, con una instalación en la que el cable de alimentación discurría a través del terreno. El enganche fraudulento habría sido realizado por la pareja investigada, según las indagaciones.

Dentro de la cabaña hay constancia de la existencia de electrodomésticos, como una sartén eléctrica y un ventilador, entre otros aparatos. Tras la inspección ocular realizada por agentes adscritos a la Policía Científica de la Comisaría Provincial de Málaga y la confección del oportuno informe, todo indica que fue un fallo eléctrico en alguno de esos dispositivos lo que habría originado el incendio, que se propagó a causa de las fuertes rachas de viento que había en la zona ese día.

A la vista de todo lo anterior, los agentes localizaron en Estepona y Manilva a los investigados, que fueron detenidos como presuntos responsables del incendio por imprudencia grave. Originalmente el fuego se abordó como intencionado, aunque finalmente todo apunta a que la acción de los detenidos fue involuntaria. El delito de incendio se cataloga dentro del Código Penal en el apartado de acciones contra la seguridad colectiva, y su consecuencia penal depende del tipo de terreno quemado y del nivel de peligrosidad para las personas que entrañó la propagación de las llamas.

El incendio forestal, declarado el pasado sábado y extinguido 25 horas después, afectó a 42 hectáreas de terreno, obligó a cortar la A-7, calcinó por completo el Laguna Village, una vivienda y afectó de forma leve al Kempinski Hotel Bahía, cuyos huéspedes fueron desalojados por seguridad. La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro, activó el nivel uno de emergencias y se ordenó el desalojo preventivo de una treintena de casas.

No se registraron heridos aunque un bombero tuvo que se atendido por los efectivos sanitarios por lesiones menores. Actuaron miembros del Plan Infoca, del Consorcio Provincial de Bomberos, de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local de Estepona y Protección Civil.