La mujer detenida por la Guardia Civil. / gc

Detenida una empleada doméstica por robar joyas de más de 300.000 euros

La operación de la Guardia Civil arrancó en mayo tras la denuncia de una vecina de Massanassa

M.G. MASSANASSA

Aprovechaba el acceso a viviendas en las que limpiaba para robar valiosas joyas. La Guardia Civil de Valencia, en el marco de la operación 'Neteja', ha detenido a una mujer que hurtó más de 300.000 euros en joyas en las viviendas en las que realizaba labores domésticas.

La operación empezó el pasado mes de mayo cuando la Guardia Civil recibió una denuncia por parte de una vecina de Massanassa, de avanzada edad, que afirmó que le habían sustraído de su domicilio varias piezas de oro y joyas. La denunciante también manifestó que una de las personas que tenían acceso a sus joyas era una mujer que trabajó para ella haciendo labores domésticas.

A mediados del pasado mes de junio, la hija de la denunciante, también vecina de Massanassa, informó a la Guardia Civil de que se había percatado de que faltaban joyas en su domicilio, coincidiendo que la misma mujer que realizaba labores domésticas para su madre lo hacía además en su vivienda. Esta mujer había dejado de trabajar en ambos domicilios hacía seis meses.

Fruto de las investigaciones, los agentes localizaron 30 lotes de joyas que la autora vendió en comercios dedicados este tipo de actividad por un valor de más de 300.000 euros. Las perjudicadas identificaron las joyas y las piezas de oro como de su propiedad.

Finalmente, la Guardia Civil de Valencia detuvo a una mujer en Alfafar, que residía en Beniparrell, de 53 años edad y de nacionalidad española por dos delitos de hurto continuado.

Las diligencias han sido entregadas en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Catarroja.