Conduce en dirección contraria con su pareja muerta en el asiento de copiloto

Los Mossos d'Esquadra tuvieron que perseguir al conductor, de 66 años, durante 40 kilómetros en dirección contraria.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El suceso tuvo lugar este pasado jueves, cuando varias patrullas de los Mossos iniciaron una persecución a un conductor que circuló este jueves más de 40 kilómetros en dirección contraria por Francia, y que acabó en un accidente en Girona. Cuando alcanzaron al conductor, los agentes se encontraron un cadáver en avanzado estado de descomposición, de un hombre de 88 años y de nacionalidad suiza, pareja del conductor, que fue detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria.

A la espera del informe forense, inicialmente los investigadores no creen que se trate de una muerte criminal, tal y como señala El País. Este extraño accidente comenzó este jueves al mediodía cuando un Citroën C-3 Aircross de color blanco llegó a un control que la policía francesa de fronteras estaba haciendo en Le Boulou. Fue entoncees cuando giró y empezó a circular por la misma vía pero en sentido contrario. La policía francesa alertó a los Mossos, y varias patrullas de tráfico empezaron a buscar al vehículo, que tuvo un accidente en Jafr, Girona. Tras varias versiones contradictorias, los agentes tiraron de una manta que estaba en el asiento del copiloto, encontrando el cadáver.