Compartir «stickers» de pornografía infantil también es delito

26/06/2020

Cuatro jóvenes han sido detenidos por compartir estas imágenes en una aplicación de mensajería instantánea

La Policía Nacional ha detenido a cuatro jóvenes y ha investigado a otros tres por haber difundido «stickers» de contenido pedófilo a través de un grupo de Whatsapp formado por 200 personas. Los jóvenes implicados tienen entre 18 y 23 años y residen en Alicante, Málaga, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Zaragoza y Toledo.

Fue, precisamente, en esta última provincia donde uno de los jóvenes remitió una imagen en la que aparecía un menor de edad siendo víctima de un abuso sexual por parte de un adulto. La investigación, iniciada en octubre de 2019, comenzó después de que uno de los integrantes de ese grupo alertara a la Policía Nacional de la existencia de estos «stickers», imágenes, en ocasiones animadas, que se utilizan en las redes sociales para ilustrar un contenido de texto, enriquecer una conversación o expresar una emoción.

Los detenidos manifestaron a la Policía en los interrogatorios que distribuían estas imágenes a modo de broma y no con fines de índole sexual. Sin embargo, se trata de material ilegal pues compartir, descargar o almacenar archivos de contenido erótico en los que aparezcan menores, aunque sean ilustraciones simuladas o montajes, es un delito tipificado en el Código Penal.

Según fuentes de la investigación, la operación continúa abierta a la espera del análisis forense de los dispositivos electrónicos intervenidos para determinar si los investigados podrían haber participado en más delitos de la misma naturaleza.