Capturan un velero con 2.500 Kg de coca rumbo a Canarias

Se ha detenido a los cuatro tripulantes de la embarcación, tres de ellos de nacionalidad colombiana y un francés, sobre los cuales se ha decretado el ingreso en prisión provisional

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Agentes de la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera han interceptado en el Atlántico un velero que se dirigía a Canarias cargado con un alijo de 2.500 kilos de cocaína y han detenido a sus cuatro tripulantes, tres ciudadanos colombianos y uno francés.

Según han ha informado este martes el Ministerio del Interior, el yate, de nombre Mambo, fue abordado el pasado 5 de diciembre por el buque de operaciones especiales de Vigilancia Aduanera «Fulmar», que había partido en su búsqueda una semana antes desde el puerto de Cádiz, en condiciones de fuerte viento y oleaje.

La tripulación del Fulmar se percató desde el primer momento de que el velero transportaba droga, porque «se apreciaban desde el exterior una gran cantidad de fardos como los que se utilizan habitualmente para el transporte de la cocaína«, asegura Interior.

Tras el abordaje, fueron arrestados los cuatro tripulantes de la embarcación: tres hombres, dos colombianos y uno francés, y una mujer, ciudadana de Colombia, que han ingresado en prisión provisional con cargos de tráfico de drogas.

El barco ha sido remolcado con su alijo al puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

La operación es fruto de la coordinación aduanera y policial que, mediante intercambio y análisis de la información obtenida en sus respectivos ámbitos, en este caso por parte del Área Regional de Vigilancia Aduanera en Canarias y de Greco Galicia de Policía Nacional, se permitió detectar a principios de verano el velero 'Mambo' en las islas Canarias.

Las navegaciones, estancias y comportamientos de los tripulantes del velero indicaban que podrían estar reconociendo la zona geográfica, así como los puertos deportivos de las islas para una futura operación de introducción de sustancias estupefacientes, en este caso cocaína, como posteriormente se ha podido constatar.

La Policía, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera, en las últimas semanas, han capturado otro gran alijo de droga la misma ruta atlántica: 4.500 kilos de cocaína que portaba el Blume, un carguero con bandera de Togo que fue desviado por las autoridades al puerto de Santa Cruz de Tenerife.