efe

Aplazan el juicio contra los dos acusados de abusar de una empleada de su centro de acogida

Los hechos ocurrieron en mayo del pasado año, en una de las habitaciones del refugio de menores en donde pernoctaban

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La Audiencia de Las Palmas ha suspendido este martes el juicio que se sigue contra dos jóvenes marroquíes en situación irregular en España que supuestamente abusaron sexualmente de una trabajadora del centro de acogida de menores en el que se alojaban en mayo de 2021, en San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria.

La vista ha sido aplazada por encontrarse de vacaciones una de las dos médicos forenses y estar la otra de baja, de forma que no podían corroborar en la sala el informe en el que afirman que los acusados eran mayores de edad y que ha sido impugnado por la defensa, han informado a Efe su letrado.

Los dos jóvenes se enfrentan a una condena de nueve años de prisión y a una indemnización de 2.000 euros por los daños morales que causaron a la víctima, según el escrito de la Fiscalía.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.15 horas del 12 de mayo del pasado año, en una de las habitaciones del centro de menores en que pernoctaban, donde se acercaron a la auxiliar técnico del centro, y, tras tocarle las manos, interesarse por su edad y si tenía pareja, la agarraron fuertemente para que no se moviera y le tocaron reiteradamente los pechos y la vagina por encima de la ropa, hasta que logró escapar, señala el escrito de acusación.

En él se indica también que otro sujeto no identificado había apagado la luz de dicha habitación antes de que de forma conjunta y con claro propósito libidinoso abusaran de la trabajadora del centro.

La Fiscalía reclama que se imponga a los procesados la prohibición de aproximarse y comunicarse con la víctima por un tiempo de quince años y que ambos queden en libertad vigilada por un período de seis años, con la obligación de participar en programas formativos, laborales y de educación sexual.

En caso de ser condenatoria la sentencia, una vez cumplida al menos la mitad de la pena de prisión impuesta a ambos procesados -cuatro años y seis meses- al encontrarse estos en situación irregular, aquella será sustituida por su expulsión del territorio nacional, con prohibición de entrada en España por tiempo de 10 años.