A prisión tras intentar arrollar hasta la muerte a un joven en Arrecife

31/01/2019

La víctima está en coma inducido en el Hospital Universitario Doctor Negrín, donde fue evacuado el domingo debido a la gravedad de las lesiones que presenta tras el atropello

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Arrecife decretó en la tarde de ayer el ingreso en prisión provisional por un delito de homicidio en grado de tentativa al joven, de 24 años y con numerosos antecedentes, detenido por agentes de la Policía Nacional en Arrecife tras intentar arrollar hasta la muerte a otro joven. Durante una riña el arrestado recibió un puñetazo en la cara, subió a su vehículo y atropelló de forma consciente y premeditada a un joven. Minutos después, regresó al lugar y trató de atropellar nuevamente al joven, que continuaba tendido en el suelo, en repetidas ocasiones con la clara intención de acabar con su vida, según apuntaron ayer fuentes policiales. La víctima, identificada como David H., y que resultó gravemente herida, tuvo que ser evacuada desde Lanzarote hasta el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria, donde permanecía ayer en estado crítico y en coma inducido, según fuentes sanitarias. El joven tendría perforado un pulmón, según las fuentes, y daños craneales. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado domingo, cuando los funcionarios policiales recibieron el aviso de un atropello supuestamente premeditado en el aparcamiento del recinto ferial de Arrecife, cuyo autor se había dado a la fuga circulando de forma temeraria.

Los agentes que acudieron al lugar encontraron allí a un hombre tendido en suelo, en decúbito prono y rodeado de un gran charco de sangre, por lo que solicitaron inmediatamente la presencia de una ambulancia.

Debido a la gravedad de las heridas, la ambulancia trasladó a la víctima del atropello hasta un centro médico donde se encuentra hospitalizado con pronóstico grave. Varios testigos que observaron los hechos, ya citados a declarar en sede judicial, narraron a los agentes cómo durante una riña entre dos jóvenes en la que se propinaron varios puñetazos, uno de ellos subió a su vehículo y de forma voluntaria y premeditada atropelló al segundo. Tras huir del lugar conduciendo de forma temeraria, el conductor regresó y trató de atropellar nuevamente al mismo individuo, realizado derrapes a escasos metros de la zona en la que yacía la víctima.

Con las características físicas facilitadas por los testigos de los hechos, los agentes policiales localizaron al presunto autor de los hechos en una gasolinera de la carretera del municipio lanzaroteño de San Bartolomé, donde fue inmediatamente detenido como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa. El vehículo del arrestado, que presentaba golpes en la parte delantera y la luna frontal fracturada, fue intervenido y trasladado a sede policial. La investigación policial continúa abierta para el total esclarecimiento de los hechos, según confirmaron este martes fuentes cercanas a las mismas.