Brokeback Mountain.

San Valentín: cuatro (más una) historias de amor LGTBI

El cine ha ido 'normalizando' amores que siempre fueron normales.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Con San Valentín como excusa, cinco historias de amor no heterosexual que llegaron en películas muy recomendables.

Brokeback Mountain.

Debió haber ganado el Óscar a la mejor película en su momento pero ya se sabe que Hollywood es conservador aunque vaya de progre. Tuvo que venir un director asiático, Ang Lee, para atreverse a ambientar una historia de amor homosexual en el Oeste contemporáneo.

La vida de Adele.

Probablemente sobrevalorada en su momento (2013) pero gracias a ella se consagró Léa Seydoux, que después de esa historia de amor ente chicas ya se lanzó a seducir al propio James Bond.

La ley del deseo.

Almodóvar reventó la taquilla en 1987 con una película en la que seguía siendo transgresor para la época pero ya había 'refinado' su estética. Sobre todo al contar con presupuestos generosos. Eusebio Poncela y Antonio Banderas se quieren con pasión pero por encima de ellos sobresale Carmen Maura con su: «Riégueme».

Tootsie.

Una comedia de enredo de 1982 donde un tipo que se hace pasar por mujer se enamora de una joven que cree que está siendo tentada para una relación lésbica. Y el padre de ella se enamora de la supuesta mujer. Añadamos un actor mayor que besa a la mujer sin saber que es un hombre... solo Sydney Pollack podía convertir esto en una comedia elegante. Y Dustin Hoffman y Jessica Lange.

Muerte en Venecia.

¿Pero de verdad lo que cuenta es una historia de amor homosexual? Pues así lo quisieron ver muchos en 1971. cuando se estrenó. Otros se quedan con que es el amor por la belleza, un concepto que se hace carne en la persona de Tadzio. Visconti y la música de Mahler hicieron el resto.