Tal como éramos.C7

San Valentín: cinco historias con final infeliz

Películas para quererse, dejar de quererse y llorar en el Día de los Enamorados.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Los guionistas de cine aseguran que las historias de amor que mejor funcionan en pantalla son aquellas en las que rupturas y reencuentros se combinan.

Hoy recordamos cinco títulos de ese estilo:

-Tal como éramos.

Robert Redford y Barbra Streisand se quieren y se dejan de querer a lo largo de toda la película. Rodada en 1973 retrata también la evolución ideológica de EE UU. La gran pregunta es: ¿puede funcionar una pareja en la que ella es de izquierdas y él un niño pijo?

La La Land.

-La La Land.

Aquí digamos que la pregunta es si se puede amar a la música tanto o más que a una mujer. Fue un éxito en 2015 y 2016 y pareció que resucitaba el musical pero poco a poco las cosas vuelven a su sitio. Emma Stone es lo mejor de la película.

París Texas.

-París Texas.

Cuando el amor quema y la locura se mezcla por el camino. Wim Wenders rodó en 1984 uno de los monólogos más desgarradores de la historia del cine, mientras que Ry Cooder puso una banda de sonora para la historia.

La guerra de los Rose.

-La guerra de los Rose. Esta, estrenada en España en1990, es como para que no la vean las parejas principiantes. O quizás sí para que asuman los riesgos. Humor negrísimo con Michael Caine y Kathleen Turner sobreactuados.

Romero y Julieta.

-Romeo y Julieta. Aquí nadie se libra de llorar. Shakespeare sublimó el amor trágico. No es quieran y se desquieran sino que se quieren tanto que dejan a un lado su propia vida. La versión para cine de 1968 dirigida por Zeffirelli dejó sobre todo una banda sonora memorable.