Tribunales

Ocho años de internamiento por intentar matar a su esposo

07/06/2019

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas condenó ayer a María Verónica Encinar Verdú a una pena de hasta ocho años de internamiento para tratamiento psiquiátrico después de que admitiera que intentó asesinar a su pareja clavándole un cuchillo en el pecho en junio de 2018.

ETIQUETAS:

Tanto el fiscal Miguel Pallarés como la defensa representada por Raúl Curbelo Gómez y Ehedei Aguiar Artiles alcazaron un acuerdo de conformidad al entender que la procesada presentaba un trastorno de ideas delirantes y psicosis histérica, habiendo requerido incluso el ingreso psiquiátrico en la unidad de internamiento breve los días previos a la agresión, precisando tratamiento farmacológico y seguimiento por un especialista en psiquiatría de forma continuada. Por ello, tenía anulada sus capacidades volitivas y cognitivas.

«Reconozco los hechos pero no me acuerdo muy bien, aunque creo a mi marido», acertó a declarar María Verónica Encinar Verdú cuando fue interrogada por las partes en una breve vista oral.

En la misma, aparte del fugaz testimonio de la encausada, declararon los agentes de la Policía Nacional que intervinieron en los hechos, quienes se ratificaron en sus informes, y la médico forense Eva Bajo, quien destacó que la misma tendría «que precisar un tratamiento psiquiátrico de por vida» al presentar un cuadro paranoide.

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió unas graves heridas que le mantuvieron en la unidad de críticos del hospital durante 12 horas y, de no haber recibido este tipo de tratamiento, podría haberse complicado la evolución clínica hasta producirse la muerte.

Lo atacó de noche con un cuchillo.

Los hechos se produjeron sobre las 02.00 horas del 27 de junio de 2018, cuando la acusada se encontraba acostada en la cama de su dormitorio junto a su esposo. La misma cogió un cuchillo y se acercó aquél poniéndose a su lado. Posteriormente y con el objeto de quitarle la vida, lo apuñaló en el pecho con el citado cuchillo aprovechando que dormía y no podía defenderse, despertándose entonces José al sentir un fuerte dolor en el pecho.

Al apercibirse la víctima de que María Verónica Encinar Verdú tenía un cuchillo en la mano, se abalanzó hacia aquélla quitándole dicha arma que portaba para luego proceder a taparse con un pantalón la herida del pecho, que manaba abundante sangre, detalló el Ministerio Fiscal en su escrito de conclusiones provisionales que ayer ratificó la propia acusada y su representación legal reconociendo los hechos.