Estadísticas de la Fiscalía de Canarias

Más violencia de género y doméstica en los juzgados

23/07/2018

Las cifras en la provincia de Las Palmas reflejan un aumento en el número de procedimientos judiciales incoados por delitos de violencia de género en 2017 (4.834), con respecto a 2016. También aumentaron las causas juzgadas por violencia doméstica (805).

En el pasado año 2017, aumentó el número de procedimientos incoados por los juzgados de la provincia de Las Palmas, tanto en delitos de violencia de género (un 3,9% más) como en los de violencia doméstica (un 14,7%), en lo que respecta a la provincia de Las Palmas.

Según refleja un avance de la memoria de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma Canaria facilitado a CANARIAS7, en las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura se registraron en 2017 un total de 4.834 procedimientos incoados, por los 4.648 que se abrieron un año antes en lo que respecta a delitos cometidos dentro de ámbito de la violencia de género. De ellos, 2.202 se incoaron como diligencias urgentes y 2.627 como diligencias previas del juzgado de instrucción.

En lo que respecta a la violencia doméstica, es decir, la ejercida en el terreno de la convivencia familiar o asimilada por parte de uno de los miembros contra otro, en 2017 se incoaron 805 procedimientos, por los 701 que investigó el Ministerio Público un año antes. De los mismos, 404 fueron por la vía de juicio rápido y 398, por la de diligencias previas.

La Fiscalía calificó 1.140 casos de violencia de género y 162 de doméstica

En cuanto a las calificaciones realizadas por la Fiscalía Provincial de Las Palmas en 2017, este órgano realizó 1.140 en violencia de género por 849 en 2016 (un 34,2%), mientras que en violencia doméstica se calificaron 162 procedimientos por los 170 del ejercicio anterior. Hay que destacar que, en violencia machista, el pasado año se dictaron 988 sentencias condenatorias y 880 de conformidad, por solo 88 absolutorias, registros todos que superan ampliamente los datados en 2016. Por su parte, en el ámbito doméstico fueron 162 los procedimientos calificados por la fiscalía, consiguiendo 117 fallos condenatorios, 106 de conformidad y solo cuatro fueron absueltos.

Al detalle

Entrando a analizar la naturaleza de la infracción penal de todos los delitos de violencia de género investigados por la Fiscalía en 2017, destaca el hecho de que se incoaron 1.146 procedimientos por lesiones, 1.123 por maltrato ocasional, 683 por amenazas, 589 por maltrato habitual y 453 por quebrantamiento de condena. Entre todos los supuestos, llama poderosamente la atención en la estadística un caso de asesinato consumado calificado y dos en trámite de homicidio, dos de homicidio en grado de tentativa, una violación y 17 abusos sexuales. En lo doméstico, hubo una condena por homicidio consumado y otra por abuso sexual.

Del total de casos incoados por la Fiscalía y desgranando el parentesco de la víctima con el agresor, 132 de los denunciados eran sus cónyuges, 76 sus excónyuges, 371 pareja de hecho y 409 expareja de hecho. En el cómputo global, solo hubo un caso de retirada de la acusación por parte de la víctima.

Por último y en lo que se refiere a las medidas cautelares que se interesaron en los casos de violencia de género el pasado año, la Fiscalía pidió 419 órdenes de alejamiento y 1.614 de protección, de las que 455 fueron denegadas por la autoridad judicial competente.

Más violencia de género y doméstica en los juzgados
Ordóñez de Barraicua: «Las mujeres cada vez son más valientes y denuncian más»

María Luisa Ordóñez de Barraicua, fiscal delegada de violencia de género en Las Palmas, tiene claro que esta lacra «es una realidad que está presente en la sociedad, pero las mujeres cada vez son más valientes y denuncian más». Para esta lucha, hay fiscales «comprometidos y tratamos de prestar un servicio eficaz en orden a erradicar este problema. Uno de los objetivos es estar más coordinados con los servicios especializados en la atención a las víctimas para garantizar mayor sensibilización en la materia y su adecuada protección», dijo la fiscal delegada. «No podemos olvidar», añadió, «que los fiscales de violencia de género, además de ser especialistas en la materia, asumimos la función de velar por la protección de las víctimas, tanto las mujeres como los menores que tienen la misma consideración. Aquí es donde tratamos de aumentar los esfuerzos solicitando órdenes de protección».

La fiscal echa en falta «puntos de encuentro familiar dotados de personal suficiente para abordar situaciones de conflicto con profesionales que tutelen los regímenes de visita. También la creación de unidades de valoración integral de la violencia de género en Lanzarote y Fuerteventura, oficinas de atención a las víctimas y formación inicial y continuada en la perspectiva de género y el trato al menor», detalló.

La fiscal delegada cree que la sentencia de La Manada ha sido «un antes y un después»

Para Ordóñez de Barraicua, la sentencia de La Manada «representa un antes y un después porque lo que ha generado es una reacción social abrumadora y hay que prestarle atención. Refleja una necesidad de que las cosas se llamen por su nombre y que, aunque esté viciado o anulado, la falta de consentimiento es violación y ese término entiendo que sí procedería retomarlo y recuperarlo en el Código Penal. Se necesita una definición de la intimidación y la intimidación ambiental», apuntó. «Hemos avanzado, la sociedad ha cambiado y el rechazo es mayor hacia los comportamientos violentos, pero queda por hacer y hay que seguir trabajando desde el ámbito educativo en la búsqueda de una igualdad real rompiendo los desequilibrios sociales», finalizó.

Convenio de Estambul

El futuro pasa, según María Luisa Ordóñez de Barraicua, por el «Convenio de Estambul y que incorporemos la definición de violencia de género a nuestra normativa, de manera que serían los juzgados de violencia de género y los fiscales especializados los que asumiríamos el conocimiento de delitos de naturaleza sexual. Hasta que eso se produzca», apuntó, «sería interesante que se creasen fiscales delegados de delitos contra la libertad sexual o que esa función la asumieran los actuales en materia de protección de víctimas». Por último, declaró que «estamos viviendo una guerra de titanes entre el pasado y presente. El pasado está representado por el papel que la historia ha concedido a la mujer. Tenemos la lucha entre el antes y el ahora, que viene representada por una metamorfosis en la que la mujer es imparable». En la provincia de Las Palmas hay nueve fiscales especializados: Dos en Las Palmas y Lanzarote y uno en Arucas, Guía, Telde, San Bartolomé y Fuerteventura.