La orden de detención de Ramírez, por su actitud «contumaz y rebelde»

24/04/2018

La actitud del empresario y presidente de la UD Las Palmas Miguel Ángel Ramírez ante el Juzgado de Instrucción Número 6 de Las Palmas fue «contumaz y rebelde», según refleja el auto de búsqueda, captura, detención e inmediata presentación dictado hacia el empresario tras no acudir a una citación judicial al estar fuera de la isla

Según la resolución judicial dictada por el magistrado Luis Francisco Galván, Miguel Ángel Ramírez debería haberse presentado en Instrucción 6 para comparecer en calidad de investigado el pasado jueves 19 de abril, en el marco de la investigación que se está llevando a cabo por un supuesto delito contra la Seguridad Social de la empresa Seguridad Integral Canaria (SIC).

Pero el también presidente de la UD no compareció puesto que se encuentra desde el pasado 24 de marzo en Miami –según su abogado–, de donde tiene previsto regresar hoy a España. Por este motivo, el instructor atendió como válido el informe realizado por Evangelina Ríos, fiscal delegada de delitos económicos y firmante de la querella contra SIC, quien interesó la busca y captura de Ramírez desde que pisara el territorio nacional.

El auto considera que la no comparecencia del investigado evidencia una «conducta obstativa, contumaz y rebelde» con el «consiguiente desprecio a la citación judicial que le fue cursada el 13 de marzo», dice. Añade que «después de tener conocimiento» Ramírez de que tenía que comparecer en el juzgado, «decidió marcharse al extranjero» y, pese a que podía haber vuelto el 4 de abril, «ha preferido dilatar cuando no sustraerse definitivamente de la Administración de Justicia», adquiriendo un billete con fecha posterior a la señalada para su declaración. Esto, argumenta el auto, «acrecienta más la falta de respeto [de Miguel Ángel Ramírez] al llamamiento quebrantado, pues parece que queda a criterio del investigado cuando deba recibírsele declaración», añade el magistrado.

Según los representantes legales de Ramírez, el empresario no se presentó a la citación puesto que «se notificó de manera irregular, mediante un procurador en la sede de Seguridad Integral Canaria donde ya no trabaja y no a Ramírez personalmente», como así lo establece la ley. A su vez, insistieron en su defensa que los presuntos delitos de 2012 prescribieron y el investigado confía en la justicia y no tiene la más mínima intención en eludirla: «Se presentará ante el juez en cuanto regrese de Miami», sostuvo esta fuente.

Tanto las defensas de Ramírez como de Héctor de Armas –administrador de SIC y también citado a declarar–, han presentado un recurso al auto que se resolverá probablemente a finales de semana, argumentando una desproporcionalidad de la medida, que nunca ha faltado a las citas con la justicia e incluso, un exceso de confianza por parte de su defensa.

Pero mientras, Ramírez podría llegar hoy directamente a Gran Canaria en un vuelo privado y sería detenido en Gando a la espera de que se resuelva el recurso. Otra posibilidad que se baraja es que llegue a Madrid y tome declaración en los juzgados de Plaza de Castilla.