Tribunales

Dice haber sido agredida sexualmente tras ser «drogada» en carnavales

19/06/2019

Israel Jesús R. W. negó ayer los hechos que le imputa el fiscal Pedro Gimeno y declaró en la vista oral que no agredió sexualmente a una joven tras una noche de mogollones en febrero de 2017. En su contra, la víctima detalló que fue «drogada» por el acusado y que después de beber una copa con él en Santa Catalina, se quedó aturdida y al despertarse estaba en una casa dormida desnuda junto al procesado.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal interesó para Israel Jesús R. W. una condena de ocho años de cárcel por un delito de agresión sexual y retiró la petición de responsabilidad civil ya que la denunciante renunció a tal derecho ayer en la vista. Por su parte, la defensa interesó la libre absolución de su cliente.

Israel Jesús R. W. reconoció ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas que había visto a la víctima en los mogollones y que la invitó a tomar un mojito. Tras esto, se fueron junto a un amigo al coche de éste último a consumir cocaína esnifada y fumada. Luego, de forma consentida se desplazaron hasta la casa de la abuela del procesado en Jinámar y, tras besarse y tocarse sus partes, se acostaron a dormir puesto que la joven no quiso ir más allá ya que «yo le dije que no quería ir al día siguiente con ella a los carnavales de Tenerife y se enfadó», manifestó.

Esta versión fue opuesta a la ofrecida por la joven, que dijo haberse bebido el mojito que, según el fiscal, tenía una notable cantidad de anfetaminas y benzodiazepinas que había puesto el acusado. Por este motivo, nada más llegar al coche se quedó dormida y, cuando se despertó, estaba «desnuda en la cama» sin saber lo que había pasado.

Las forenses detallaron ayer que la denunciante, tras ser examinada, tenía una erosión en introito vaginal y restos del ADN del encausado en el interior de la vagina.