El TSJC acepta la recusación de los tres magistrados que iban a juzgar a Alba

23/07/2018

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha aceptado este lunes la recusación planteada por la Fiscalía contra los tres magistrados que iban a juzgar al juez Salvador Alba, al considerar que su criterio está comprometido por haber participado ya en distintas fases del proceso.

La denominada "Sala del 77" (que se llama así por el artículo de la Ley del Poder Judicial que regula su composición) ha aceptado los argumentos planteados por el fiscal superior de Canarias, Vicente Garrido, respecto a la posible "contaminación" del tribunal que iba a juzgar a Alba, según informa el TSJC.

La notificación del tribunal remarca que los tres magistrados recusados, César García Otero, Javier Varona y Jaime Borrás, "han aceptado" las objeciones planteadas por el Ministerio Público respecto a su participación en el futuro juicio, en el que Salvador Alba se expone a una solicitud de condena de diez años de cárcel por prevaricación, cohecho, falsedad, revelación de secretos y negociaciones prohibidas a funcionarios.

Ahora, el TSJC deberá designar a otros tres magistrados para componer su Sala de lo Penal en ese juicio, haciendo que corra la lista de magistrados sustitutos.

La "Sala del 77" que resuelve este tipo de incidentes está conformada por el presidente del TSJC, el presidente de cada una de sus tres salas (Civil y Penal, Contencioso-Administrativo y Social) y el magistrado más moderno de cada una de ellas.

En esta ocasión, el presidente del TSJC, Antonio Doreste, contra el que se ha querellado Salvador Alba, no ha formado parte de esa Sala y su lugar ha sido cubierto por el magistrado Humberto Guadalupe, presidente de la Sala de lo Social en Las Palmas de Gran Canaria.

En este procedimiento, la Fiscalía de Canarias acusa a Salvador Alba, magistrado de la Audiencia de Las Palmas, de haber manipulado un procedimiento penal en instrucción con el propósito de perjudicar a la juez Victoria Rosell, en un momento en el que esta era diputada de Podemos en el Congreso.