Imagen de un paciente atendido en una unidad de cuidados intensivos. / EFE

Santa Cruz de Tenerife concentra la mitad de las muertes por covid en julio

Cinco municipios canarios pierden a veintitrés vecinos este mes, casi uno al día

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

En lo que vamos de mes, un total de veintitrés personas han fallecido en Canarias a consecuencia del covid-19. La enfermedad sigue exigiendo un alto coste a la sociedad isleña pese al efecto tan benéfico que ha tenido la aplicación de vacunas en la reducción de la mortandad. En estos veinticinco días de julio, casi ha muerto una persona cada día a causa de la pandemia.

Los datos oficiales del Gobierno de Canarias, que se pueden consultar en su página estadística sobre la enfermedad, muestran que de los veintitrés fallecidos, un total de once se localizan en Santa Cruz de Tenerife, lo que refleja la gravedad de la evolución de la pandemia en esa isla. Sustenta esta afirmación el hecho de que San Cristóbal de La Laguna contabilice cuatro óbitos; Granadilla de Abona, otros tres; y Arona, uno. Las Palmas de Gran Canaria es el único municipio no tinerfeño de los cinco que contabilizan muertes en julio. En este caso, la capital grancanaria suma cuatro pérdidas.

Las muertes se han concentrado en trece días. El peor de todos fue el miércoles 14, cuando se anotaron en esta trágica contabilidad cuatro vidas, tres de ellas en Santa Cruz de Tenerife y una en Las Palmas de Gran Canaria.

Esta información se ha elaborado con las estadísticas ofrecidas por la web oficial, si bien hay que tener en cuenta que, con relación a los datos de este domingo, en internet aparece una muerte, mientras que en la información facilitada por Sanidad se hablaba de tres fallecimientos.

Primer trimestre trágico

La excesiva lista de muertes comenzó a confeccionarse el 13 de marzo de 2020. Ese día, Las Palmas de Gran Canaria iba a inaugurar esta estadística en la que hemos perdido ya a 811 canarios.

El peor momento en la evolución de la pandemia, en lo que a fallecimientos se refiere, fue el primer trimestre de 2021. Ahí se perdieron 252 vidas, el 31% del total, tal vez por la relajación que produjo la celebración de las fiestas navideñas. Hay que tener en cuenta que enero de 2021 ha sido el peor de todo el registro, con 103 muertes. Le siguen, en orden decreciente, diciembre de 2020 (87 decesos), marzo de 2021 (78 muertes), abril de 2020 (72 fallecimientos) y febrero de 2021 (71 óbitos).

Para encontrar el día que hubo más muertes hay que remontarse al 27 de marzo de 2020, cuando diez canarios perdieron la vida. En este caso, tres se contabilizaron en Santa Cruz de Tenerife; dos en Las Palmas de Gran Canaria; dos en San Cristóbal de La Laguna; y uno en cada uno de los tres municipios siguientes: Breña Alta, Arrecife y Tacoronte.

El 84% de los fallecimientos se concentran en las tres localicades más pobladas de Canarias. Así, la capital grancanaria suma 263 muertes; Santa Cruz de Tenerife va por 211, y San Cristóbal de La Laguna, por 202.

También hay que reseñar que entre el 10 de junio y el 7 de agosto de 2020 no se registró ningún fallecimiento.