Los decesos llegan ya a 43.000 en la pandemia

27/05/2020

El sistema de monitorización de la mortalidad (MoMo) ha aflorado de golpe 12.000 muertes más durante la pandemia de la Covid-19. Esta actualización eleva ya el exceso de mortalidad a 43.000 fallecimientos durante la pandemia, cuando hasta ahora se estaba manejando la cifra de 30.000.

El sistema ha incorporado miles de certificados de defunción que estaban acumulados en los registros civiles, principalmente el de la ciudad de Barcelona, que no notificó casi ningún fallecimiento en los dos últimos meses, según publica El Confidencial. La pasada semana, el sistema MoMo cifraba en algo más de 93.000 las muertes ocurridas en España –independientemente de la causa de defunción– entre el 9 de marzo y el 3 de mayo, cuando más golpeó el coronavirus en nuestro país, lo que representaba un exceso de mortalidad del 50% sobre lo habitual para estas fechas (unas 63.000 muertes). Con la nueva actualización de los datos, esta cifra se eleva a las 105.000, suponiendo un exceso de mortalidad del 68%.

Este aumento de las defunciones registradas se debe especialmente a la incorporación de nuevos datos procedentes de Cataluña, que ha pasado de contabilizar 14.000 muertos en estos dos meses a superar los 21.500, lo que ha elevado el exceso de mortalidad del 39% al 108%. Madrid y Castilla-La Mancha, que han sido golpeadas especialmente por la pandemia, también han visto actualizadas sus cifras de manera importante, añade el mismo periódico.

Esas nuevas muertes, que hasta ahora no habían sido contabilizadas, salen del retraso en la notificación de los registros civiles, muchos de ellos colapsados durante lo peor de la pandemia, en los meses de marzo y abril. «Estos días estamos trabajando en introducir en el sistema de MoMo las defunciones con mucho retraso. Prevemos tener a lo largo de la semana esta información en el sistema», explica a El Confidencial la epidemióloga Amparo Larrauri, del Grupo de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III.

El MoMo señala en sus informes que «utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 93% de la población española y que incluye todas las provincias». «El Ministerio de Justicia concentra esta información y la notifica diariamente al sistema MoMo», apunta Larrauri.

Si los registros no inscriben los expedientes de defunción, Justicia no obtiene esa información y el MoMo no la utiliza para sus cálculos. Es lo que ha pasado con el Registro Civil de Barcelona. Casi el 100% de las muertes entre el 12 de marzo y el 10 de mayo, unas 4.300, no fueron contabilizadas por el sistema de monitorización de la mortalidad.